enmarañado

(redireccionado de enmarañada)
También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con enmarañada: enmarañar
  • adjetivo

Sinónimos para enmarañado

Ejemplos ?
Me llamaban Malospelos, porque los tenía tales, que crecían como selva enmarañada, crespos y abundantes, de tal forma, que en la fortísima cabeza no se me tenían gorra ni sombrero, que me sofocaban como si fueran yugo.
Y es mayor infortunio aún que el de mi propia ignorancia, el de que, ::Después de haber revuelto cien mil libros ::De aquesta ciencia enmarañada y torpe, nadie logra saber á las claras lo que es la riqueza.
Si tu ardiente mirada no ilumina la cúpula del cielo, la oscuridad sus ámbitos domina, y, entre los pliegues del nocturno velo, hacia la nada la creación camina; si de tu aliento bienhechor carece la selva enmarañada, de efluvios deletéreos impregnada la brisa nuestras fuerzas entumece, y la flor de la adelfa nos ofrece su purpurina copa envenenada; si tu mano las rocas no encadena, los altos montes desquiciados crujen; y si tu augusta voz no los refrena, el león y el volcán furiosos rugen.
¡Probad, cuando podáis, a hacer lo mismo, y ya veréis!» El joven autor de tan prodigioso relato tenía, durante la narración, desencajados los ojos por una especie de estupor ante lo que aún sentía, y los rayos del sol poniente, deslizándose a través de los bucles rojizos de su cabellera enmarañada, encendían en derredor de ella como una aureola sulfúrea de pasión.
Con esto, llorando y con gran desconsuelo, pasó la noche y el día, que ya sobre tarde se salió a un balcón, por divertir algo su enmarañada memoria, al tiempo que don Diego, aún no creyendo fuese verdad lo sucedido, pasó por la calle, para ver si la veía.
Los hombres más ilustres del momento serán los huéspedes de ese centro, allí sonreirá suavemente Renán, moviendo la gran cabeza bonachona, con ademán episcopal; Taine vendrá a veces y se dejará oír, un poco absorto por instantes en su incesante pensar, animado otras, preguntando en frases cortas, netas, precisas como fórmulas; Zolá, ventrudo y pálido, contará el plan de su novela futura; Daudet paseará por sobre las obras de arte que destacan sus cartones sobre las viejas tapicerías desteñidas, la mirada curiosa de sus ojos de miope y apoyará en el brocatel de los sillares la enmarañada melena de piferaro...
Filomela llegaba a cantarle, sobre su cabeza enmarañada y coronada de pámpanos, canciones que hacían detenerse los arroyos y enrojecerse las rosas pálidas.
-Los pozos, hermanos, se encuentran a la derecha -dijo uno al que daba carácter la boca enérgica, el rostro barbihecho y la cabellera enmarañada.
ianthus deltoides es una herbácea de la familia de las cariofiláceas. Planta vivaz, de 15 a 30 cm, algo cespitosa y enmarañada. Hojas lineares, pubescentes en los márgenes y nervio medio, romas las inferiores y las de los tallos no floríferos y puntiagudas las de los floríferos.
En tales denominaciones puede haber tenido influencia el frecuente hecho de que los accidentes del relieve o del roquedo vayan acompañados de una cubierta vegetal diferenciada: pequeños o grandes parches de matorral aislado, o de vegetación herbácea densa o enmarañada pueden haber suscitado la comparación con barbas, cabellos o vellos.
El Santo, después de reprocharle el daño que había ocasionado, lo condenó a que cargara su equipaje, puesto que por el lugar no había bestias de carga. Mansamente cumplió su condena el carnicero hasta que el peregrino salió de la enmarañada selva.
En 1982 la democracia volvió a ejercer en los caminos de la política hondureña, con ello se dejaban casi veinte años de gobiernos militares asociados y bajo los influjos de los Estados Unidos de América, muchos de esos oficiales militares eran de una fuerte convicción nacional y conservadora, alimentada con ideología anticomunista –por la Guerra fría-, anti social en cuanto a manifestaciones públicas y enmarañada en el oscurantismo, cacicazgo y compadrazgo.