Ejemplos ?
Un antiguo proveedor, Francisco Barcelloni, independientemente de los desarrollos de Bich, intentó entusiasmar a Biro para fabricar un bolígrafo de bajo costo.
Por otra parte, Cobos Batres consiguió entusiasmar a los líderes conservadores José Azmitia, Tácito Molina, Eduardo Camacho, Julio Bianchi y Emilio Escamilla en la formación de un partido que se revelara contra el férreo gobierno de Estrada Cabrera.
73 que comenzó en el verano de 1920, fue muy tardío para entusiasmar a grandes masas de la población, pues ocurría en una fase de la guerra en la que los bolcheviques ya habían conseguido la ventaja militar, mientras los blancos perdían apoyo de franceses y británicos.
Tenía fisiología. Pensaba que le iba a entusiasmar pero su profesor y su libro eran muy malos. Este año, intimó más Hurtado con Aracil.
La excesiva confianza de los oficiales peruanos en derrotar a las tropas de la Gran Colombia, dejándose entusiasmar por los iniciales triunfos, lo que explica que el mariscal Sucre lograra sorprender por retaguardia al ejército peruano en Saraguro y derrotara a su vanguardia en el Portete de Tarqui.
Así, además de los fundadores, muchas personas y entidades rodearon el proyecto y prestaron su colaboración, cada uno desde sus posibilidades: unos apoyaron en la comunicación con el icfes; otros revisaron los planes de estudio de los programas académicos; algunos elaboraron encuestas y registraron matriculas; hubo quienes consiguieron los profesores; varias entidades prestaron sus oficinas; muchos visitaron los colegios y las empresas para entusiasmar a los futuros alumnos.
Téngase en cuenta que la división Lara se componía de llaneros y gente cruda a la que no era posible entusiasmar con palabritas de salón.
Sucesivamente, se leyó una proclama que se dirigía a entusiasmar con la mayor energía a los patriotas e invitarlos a la defensa de la patria, con motivo de la invasión que habían hecho los piratas y enemigos de nuestra causa en Concepción, y acordó el Ilustre Ayuntamiento se elevase a la consideración del Excelentísimo Gobierno para que se mandase imprimir y se diese al público.
De aquí la gran actividad ideológica y de organización que se debe realizar. Entusiasmar a los convencidos, persuadir a los dudosos, combatir a los adversarios sin subestimarlos ni sobrestimarlos, son tareas a ejecutar sin reservas.
Se ven pinos de un tamaño increíble atravesados en los torrentes, chozas colgadas sobre precipicios, y, a mil pies por debajo de uno, valles enteros cuando se entreabren las nubes. ¡Estos espectáculos deben entusiasmar, predisponer a la oración, al éxtasis!
A efecto de hacer creíble un suceso de tanta gravedad, mandó dar un repique general de campanas, para entusiasmar, como decía, los ánimos oprimidos de sus facciosos; y además instruyó varios emisarios para que revistiéndose de testigos del hecho, afirmasen que ellos mismos habían visto el correo y leído aquellas noticias.
Pero, Bartolo, ¿no te entusiasmas viendo esto? -¡Qué demonche me he de entusiasmar, si la casa parece que se está cayendo y las tierras no crían más que maleza!