Ejemplos ?
Cigarra les relató a sus alumnos de la leyenda de la existencia de un trébol mágico en el estanque, los cocos se entusiasmaron con la idea de poder encontrar ese trébol, pero había un secreto: el trébol sólo obedecería a aquel que tuviera el corazón puro.
August Macke: en 1906 visitó Bélgica y Holanda, donde recibió la influencia de Rembrandt –empaste grueso, contrastes acusados–; en 1907, en Londres, le entusiasmaron los prerrafaelitas; igualmente, en 1908 en París contactó con el fauvismo.
Había conocido los jardines de Flandes, que le entusiasmaron, y de esa tierra trajo numerosos jardineros, arquitectos e ingenieros, que se sumaron a los de otras nacionalidades, especialmente franceses, ingleses e italianos.
En aquella época, cuando todavía había crítica periodística de poesía, no fue el mejor tratado de mis libros; algunos críticos se entusiasmaron, otros directamente no entendieron el collage, lo juzgaron un texto de prosa.
Cuando Colón llegó por primera vez a Palos en 1485, lo hizo al monasterio franciscano de La Rábida, donde encontró refugio y hospitalidad. Enseguida fray Juan Pérez y fray Antonio de Marchena se entusiasmaron con el proyecto del genovés.
Skinner hacía desarrollos singulares en teoría del condicionamiento operante, a la par de sus amplios estudios de laboratorio, no se implicó de lleno en las aplicaciones clínicas de lo que llamó Análisis experimental del comportamiento. Sin embargo, los clínicos se entusiasmaron con su modelo parsimonioso y bien fundamentado empíricamente.
Ambas obras entusiasmaron a los pintores más jóvenes por lo que suponían de observación directa de la vida contemporánea, por su naturalidad y por su emancipación técnica.
A pesar que el equipo no participó, los dirigentes de Municipal se entusiasmaron y lograron que firme por ellos; tenían la esperanza de que vaya al primer equipo.
La noticia se expandió con rapidez por todo el municipio, por lo que sus habitantes se entusiasmaron de tal manera que realizaron carrozas, engalanaron carros y se pidió a los jóvenes que fueran vestidos con los trajes típicos.
Todos se entusiasmaron con el nuevo sonido y Stig decidió publicarlo como sencillo en junio de 1972, bajo su discográfica Polar Music; debido a que los cuatro no habían pensado el crear un grupo, el lanzamiento fue acreditado simplemente a Björn & Benny, Agnetha & Anni-Frid.
Entretanto doña Pacomia hacía beber a los jesuitas del mismo brebaje que administrara a los franciscanos, y tan sabroso hubieron de encontrarlo que menudearon tragos hasta perder los estribos del juicio y tomar pareja. Y tanto y tanto se entusiasmaron los hijos de Loyola, que al poner fin a un cachete, exclamaron en coro: -¡Viva Jesús!
Creyendo que uno solo no tendría fuerzas bastantes, sujetaron la lima entre los tres y empezaron el trabajo. Y se entusiasmaron tanto, que al rato la jaula entera temblaba con las sacudidas y hacía un terrible ruido.