espantajo


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para espantajo

espantapájaros

Sinónimos

estantigua

Ejemplos ?
Una túnica, un manto viejo que, entre otros religiosos de los ricachones, no serviria mas que para espantajo de gorriones en una higuera, le coge un seráfico, le da dos vueltas, traza, marca, echa la tixera, le apunta un par de hilvanes, y catate ya un par de mortajas hechas y derechas.
Pobre espantajo cautivo de tus propias ufanías, anhelo de marmórea estatua frustrada por manos invernales en simple amontonar de pajas...
Y en ruina completa, con la última peseta, ¡se fue a vivir al BARRIO DE LA PROSPERIDAD! ::: VII Hermosilla, veintitrés triplicado, piso bajo, vive doña Cleta, que es por lo fea un espantajo.
FATIGAREMOS TANTO A LOS CRISTIANOS CON ESA LIBERTAD QUE SE VERAN OBLIGADOS A OFRECERNOS UN PODER INTERNACIONAL QUE PODRA ACAPARAR LOS PODERES GUBERNAMENTALES DE TODOS Y FORMAR UN GOBIERNO SUPREMO UNIVERSAL. REEMPLAZAREMOS LOS GOBIERNOS ACTUALES POR UN ESPANTAJO QUE DENOMINAREMOS ADMINISTRACION DEL GOBIERNO SUPREMO.
Pero cuando don Cosme repetía por tercera y cuarta vez a sus inquilinos acobardados: -¡Vamos, hombres, acérquense, no tengan miedo de ese espantajo!
Esto es hablar de tolondro, y querer hacer el bu á los páparos con el espantajo de Voltaire, que viene aqui tan á cuento como por los cerros de Ubeda.
Voltaire comenzó a ser en los templos el espantajo de las almas timoratas, antes acaso de saberse que especie de avejaruco fuese.
Con su báculo venía una vieja o espantajo...
Saca este espantajo bajo el cual te escondes y entierras a los necios: eres la muerte, que no hace mucho despreciaba mi esclavo, mi sirvienta.
Atrás estará el viento ciclorama; arriba la fiesta cenital y un robot levantará sus luces moviendo el espantajo de mi cuerpo que ya aniquila el pensamiento sobrio de construir estrellas… con la esperanza turbia de creerse la galaxia que no ostenta.
Clotilde se encogió de bombros, y le dijo con acento en que empezaba la cólera a poner sus mas sordas vibraciones: -Mire usté, Joseíto: tan y mientras a mí la candela no me ha llegao a lo vivo, yo no me he opuesto a que usté alquile o no alquile asientos en su barbería, como si mi tienda fuera un cinematógrafo; pero es que eso del Berrinche me ha puesto ya amarga la boca y la saliva espesa, y sa menester que, sin que se entere la tierra de que yo se lo he pedío, me quite usté ese espantajo de mi jaza y no lo vuelva yo a ver en ella en to lo que me quea de vía.
¡si parecía esto una feria!... pero desde que se colgó este espantajo, la pradera ha quedado desierta. LEUTHOLD.––Y sólo vemos, pasar algunos mendigos que vienen aquí a quitarse su andrajoso gorro...