Ejemplos ?
Se denomina triboelectricidad (del griego tribein, "frotar" y ??e?t???, electrón, "ámbar") al fenómeno de electrificación por frotamiento.
En seguida, le metí en un baño, dispuse yo mismo lo necesario para perfumarle y enjugarle y, a fuerza de frotar, hice desaparecer la espesa capa que le cubría.
DOLMANCÉ: ¡Ya está!... Me encanta ver el pelo de una polla frotar las paredes de un ano... Vamos, señora, enculad a vuestro hermano...
DE SAINT-ANGE: Espera, amiga mía, déjame recoger esas perlas preciosas; voy a frotar tu clítoris con ellas para provocar más deprisa tu descarga.
Beaugé señaló que las prácticas de masturbación inusuales, tales como empujar contra la cama o frotar el prepucio hacia adelante pueden causar fimosis.
Para producir un sonido óptimo, es necesario frotar con el arco las cuerdas, moviéndolo de derecha a izquierda, entre el puente y el mástil.
Como no alcanzaba a reflejar la música natural del monte, hizo dos agujeros en la tapa, junto al puente, que le permitía frotar la primera y quinta cuerda con un arco de cerdas de caballo.
Os encomiendo la tarea de limpiar por todas partes; y sobre todo- tened cuidado de no frotar los muebles demasiado fuerte, no sea que se gasten.
Históricamente la acción de llevarse la mano y frotar o presionar con firmeza la zona dolorida es una reacción intuitiva que surge para aliviar el dolor y las tensiones.
Se usa para blanquear las manos (mezclar el jugo de tres limones y un poco de glicerina y frotar las manos), para desodorizar las axilas (dos gotas de limón), para dar brillo y suavidad al pelo (después de lavarlo aplicar jugo de limón y dejar actuar 15 minutos), así como para hacer una mascarilla (mezclar 1 limón, azúcar moreno y una cucharada de miel para tratar zonas con durezas y callosidades).
En la matanza tradicional suele hacerse junto con la salazón de los jamones para la elaboración de jamón serrano. Las fases que se siguen en la salazón del tocino son: Frotar con sal las dos caras de las hojas.
frottage: técnica ideada por Max Ernst en 1925, consiste en frotar un lápiz sobre una hoja colocada sobre un objeto, consiguiendo una impresión de la forma y textura de ese objeto.