guerrear

(redireccionado de guerreó)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para guerrear

Ejemplos ?
Después de entrar en Eä, los valar y los maiar estuvieron trabajando para dar forma a Arda y prepararla para la llegada de los Hijos de Ilúvatar. Durante todo este tiempo Melkor guerreó con ellos, oponiéndose a sus planes y deshaciendo o corrompiendo todo lo que hacían.
Monarca de Babilonia, tercer rey de la II dinastía de Isín en esta ciudad, artífice indirecto del Imperio Medio Elamita, amplió los dominios del reino de Babilonia a la izquierda del Río Tigris, guerreó contra Asiria, e intentó forjar nuevamente el imperialismo babilónico, cosa que, a pesar de no haber logrado, le sentó las bases.
En 1462 guerreó en tierras catalanas, obligando al conde de Pallars a levantar el asedio al que sometía a Juana Enríquez y el príncipe Fernando en Gerona.
Sin embargo hubo un pueblo al que Naram Sin no consiguió conquistar pese a que guerreó contra ellos y les infligió algunas derrotas.
Durante su reinado en Vladímir, Yuri guerreó varios años contra la Bulgaria del Volga, fundando la fortaleza de Nizhni Nóvgorod en el Volga para asegurar el área de ataques búlgaros.
Este rey no reconoció a Odoacro, rey de los hérulos e independizó definitivamente el reino visigodo y abolió la dependencia anterior. Se apoderó de diversos territorios de las Galias e Hispania. Guerreó en las Galias contra los francos y sajones.
El reino estaba conformado por hombres mezquinos, enemigos de los Dúnedain, y orcos. Poco tiempo después de su fundación, guerreó contra los reinos divididos de los Dúnedain: Arthedain, Cardolan y Rhudaur.
Según cuenta la leyenda, en 1063 Fernando I guerreó por tierras de Badajoz y Sevilla, e hizo tributario suyo al rey taifa de Sevilla.
En 1575, Jerónimo Román de la Higuera mencionaba que el título «condestable» fue exhibido en Castilla por el francés Bertrand du Guesclin, conocido como «Claquín», quien guerreó en el bando de Enrique II de Castilla contra su hermano el rey Pedro I de Castilla.
De Italia pasó a Flandes bajo las órdenes del cardenal infante don Fernando, quien fue para él un verdadero mecenas, cual testimonian los numerosos poemas que le dedicó; después guerreó en el Palatinado y representó al rey en la Dieta de Ratisbona.
Finalmente, llegado a Madrid, al entrar en contacto con la corte, decidió quedarse, hasta que en septiembre de 1686, recibió la orden de organizar todas las plazas fuertes de cara a la guerra que se acercaba, especialmente las de Cataluña, que eran más cercanas al impulso de los ejércitos de Luis XIV. Al estallar la guerra (1688), guerreó bravamente echando los franceses de varios lugares conquistados en Cataluña.
la comunidad de Sampuí se había impuesto sobre la comunidad precedida por el cacique Tumbalí, con quien guerreó hasta apoderarse de sus tierras.