Ejemplos ?
El 3 de mayo por la noche, el general Zaragoza arribó a Puebla, dejando en su retaguardia una brigada de caballería para hostigar a los invasores.
Cada una de estas tres líneas de infantería ya no era continua, sino que se separaba en manípulos, con un pequeño cambio de orden: hastati, diez manípulos de ciento veinte soldados príncipes, diez manípulos de ciento veinte soldados triarii, cuyo manípulo constaba de sesenta hombres velites, o infantería ligera, que se disponían delante de las líneas de infantería pesada para explorar y hostigar al enemigo sin trabar contacto directo El hueco que quedaba entre dos manípulos de la primera línea se encontraba cerrado por un manípulo en la segunda línea, y a su vez la tercera línea cerraba los huecos de la segunda.
En 1815 el comodoro de marina irlandés al servicio de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Guillermo Brown, emprendió una campaña para hostigar a la flota española en el océano Pacífico y al transponer el cabo de Hornos con los navíos Hércules y Trinidad los vientos los llevaron hasta el paralelo 65º S.
Aunque luego se le menciona como un espía errante de Dios sobre la Tierra, el sentido primario, de la raíz ??? (štn, «impedir, hostigar, oponerse»), sería simplemente el de «enemigo».
Los bóeres vestían sus ropajes de granjero cotidianos, fabricados en paño de color caqui, mientras que los uniformes británicos seguían siendo rojo escarlata, algo que llamaba notablemente la atención en el paisaje africano y que permitió a los bóeres, expertos francotiradores, hostigar fácilmente a las tropas británicas a distancia.
Se pudieron organizar en los Vosgos 15 batallones de tropas ligeras con la misión de atacar a los grupos de exploración y convoyes, y hostigar a los campamentos enemigos; poseían una completa libertad de acción y operaban en terreno quebrado y montañoso.
El propósito del segundo campamento era cubrir a las partidas de forrajeadores del campamento principal y poder hostigar las del enemigo.
Analistas de medios de comunicación, periodistas, y otros observadores alegaron que el Gobierno usó las leyes de difamación penal y de injuria para intimidar u hostigar a los medios de comunicación.
Aquí antes que aquella, dejad odio o desdén poco cristiano, que son para el reposo contratiempo; y aquel que pierde el tiempo en hostigar al otro, en más humano acto de ingenio o mano, en más bella alabanza, en más honesto estudio se divierta.
Y nos conviene hacer constar, por cierto, que no consideramos a Madrid sino a la manera de una provincia central, cuya más levantada misión en la hora presente acaso sea hostigar hacia una vida propia a las provincias valetudinarias y recoger, de las que han despertado, enseñanzas, sugestiones y emulaciones.
Después de la entrada triunfal en la ciudad el 21 de noviembre, acontecimiento que marcó el sometimiento de las marcas fronterizas a Córdoba, marchó con al-Tuyibí a hostigar a los navarros antes de regresar a Córdoba en enero del 938.
Después de hostigar a los rebeldes zaragozanos, el ejército cordobés marchó al reino de Pamplona, donde la reina Toda logró obtener una tregua del califa y el reconocimiento de García Sánchez como rey de Pamplona a cambio de comprometerse a abandonar cualquier alianza contra Abderramán.