Ejemplos ?
Ignominia, desesperación y locura han sido, juntas o por separado, las compañeras de mi triste vida.» La satisfacción con que míster Micawber se describía a sí mismo como una presa de aquellas viles calumnias se podrá únicamente igualar con el énfasis con que leía su carta y la clase de homenaje que le rendía con un movimiento de cabeza cuando creía llegar a una frase enérgica.
Pensaba que debía de haber algunos hechos que cambiarían las cosas y que no habían sido escritos en los libros de historia." "¿Pero qué te ha estado diciendo?" "Parece," dijo Edith, "que esta misma gente, estas mismas masas de pobres, tenían todo el tiempo el control supremo del Gobierno y podían, estando determinados y unidos, poner fin en cualquier momento a todas las desigualdades y opresiones de las cuales se quejaban e igualar las cosas como hemos hecho nosotros.
La experiencia adquirida en las transferencias realizadas a diversos entes preautonomicos y el deseo reiteradamente expresado por el gobierno de igualar las competencias asumibles en la fase preautonomica aconsejan adoptar un nuevo sistema para la elaboracion de las propuestas de traspaso de funciones y de medios que han de elevarse al consejo de ministros para su ulterior aprobacion...
Por ello, concibo a México como un todo indivisible que me es sagrado como mexicano y como mandatario, un todo indivisible en el cual juegan -y es legítimo que jueguen- las ideas y los movimientos que campean en el mundo, aun los más controvertibles, aun los más extraños, con la sola y única condición de que no atenten contra los superiores intereses de México, que son la esencia misma de la patria, contra su desarrollo material que aspira a igualar a sus hijos en el pan y la libertad, contra su fuerza creadora, que multiplica su acción en todo el territorio nacional para abatir, región tras región, los ancestrales problemas de la ignorancia y de la insalubridad, de la pobreza y de la inseguridad.
Por tu blancura, celos padece el Marqués Lirio, y diamantes y perlas se han negado a brillar en nuestro pecho, porque, han sufrido el martirio de ver, que ante tus ojos, eran cual blanco cirio, que quisiese a dos soles, con su brillo igualar.
EL Ier.. OFICIAL.––Mirad cuántos montoncillos de tierra os será forzoso echar uno encima de otro para igualar la más bajá montaña de Uri.
Encomendaron, pues, a Proserpina los granos que brotan y nacen; al dios Noduto los nudos y articulaciones de las cañas; a la diosa Volutina los capullos y envoltorios de las espigas, y a la diosa Patelena, cuando se abren estos capullos para que salga la espiga; a la diosa Hostilina, cuando las mieses se igualan con nuevas aristas, porque los antiguos, al igualar, dijeron hostire; a la diosa Flora, cuando las mieses florecen; a Lacturcia, cuando están en leche; a la diosa Matura, cuando maduran; a la diosa Runcina, cuándo los arrancan de la tierra; y no lo refiero todo, porque me ruborizo de lo que ellos no se avergüenzan.
¿Qué mesa, pues, triunfante y suntuosa más que la corte vio jamás de Nino, o más que aquella célebre y famosa que dio Cleopatra al vencedor latino, puede igualar a esta que amorosa ofrece Alcina al bravo paladino?
¿Ser de raza escogida? ¿ser de fuego? ¿Igualar en su curso al leve viento? ¿Dejar atrás del mismo pensamiento Las vagas emociones?
Si uno dirá que o en el Taro, al norte, o en Nápoles libró a Italia del galo; la otra que a Penélope le basta, para igualar a Ulises, con ser casta.
Al ver, al comprender su inimitable superioridad, los pavos se juntaron, y en son de guerra, se abalanzaron para destrozar lo que no podían igualar.
De toquera montañesa, con vara y fardo. MARÍA No hay pelo de la cabeza que se le pueda igualar. ¡Oh, qué bien que le han de estar las espumillas!