irónico

(redireccionado de irónica)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para irónico

Ejemplos ?
Y eso es lo angustioso y lo incierto que flota en el sonido esa es la nota irónica que vibra en el concierto que alzan los bronces al tocar a muerto.
Los espíritus ligeros y presuntuosos no tenían nada que hacer a su lado, pues ella, sin muchas palabras, conforme a su temperamento silencioso, parecía decirles con su mirada transparente y su sonrisa irónica: «Queridos amigos, ¿pretendéis que mire vuestras tristes sombras como auténticas fguras animadas y con vida?» Por esta razón Clara fue acusada por muchos de ser fría, prosaica e insensible.
Quiere saber a toda costa el origen de aquellas penas, la causa de aquel luto... Y obtiene fría, seca, irónica, entre lágrimas, esta breve respuesta: -Soy la viuda del otro...
El corazón me brincó al ver que estaba allí Martirio, a quien Sabino hablaba con festiva animación. Él me saludó con sonrisilla irónica, y yo le contesté como distraído.
Mientras el marido la miraba, embobado, la mujer tenía una sonrisa irónica, y cuando se fue a llevar una copa a los labios, la señora pensó: «En qué bocas anda el agua».
Y con tal acento de zumba hubo de decir esto Currito, que exclamó el Matraca con voz dulce y un tanto irónica, dirigiéndose a los amigos del temible progenitor de Toñuela, que sonreían y lo miraban de un modo que estaba pidiendo a voces la bofetada.
-dijo el de los Bigotes- ¿Y es pa eso -continuó con voz irónica- pa lo que me ha jecho usté abandonar, mocito, mis muchísimas ocupaciones?
¿Que tenían la avilantez de dirigirse a ella? Ni contestar... Una mirada de hielo, una sonrisa irónica... Y si apretaban, una frase decisiva: «Señorita, no os conozco...
¿Se ha estáo esta noche de imaginaria? -preguntó Pepe el Sincamisa con voz irónica al señor José el Calderero. -No, hijo mío -repúsole éste sonriendo de modo casi evangélico-; de lo que vengo es de partear a tu hermana la soltera.
Y al concluir de leer la carta se incorporó Antonio, contempló al viejo, que le miraba irónica y afectuosamente, y -¡Camará, padrino, y cómo me ha llegao el espolazo a lo más rejondo der corazón!
De nosotros el buen modo y dandy era Luis Fontana, y ya, aquella noche, cuando me dio la palmadita en los hombros, la bienvenida irónica al «pagano», medio retrocedía viendo sus ojeras abolsadas, la insolente redondez de su tripa, las ráfagas plomizas que deshonraban la graciosa cabellera, de un rubio mate...
Rosario, sentada en una mecedora, taconeaba nerviosamente, mientras el Niño, de pie y apoyado un codo en el tablero de mármol de la cómoda, contemplaba con algo irónica y acariciadora expresión a la hembra que...