ironía


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para ironía

Sinónimos para ironía

burla

Sinónimos

Ejemplos ?
Cuando anda tan ocupado no le hace caso ni a su madre. -como con finura sonríe la secretaria, mientras esboza su ironía. - Bueno, ni modo.
–Dí.» Tan impudente descoco me pareció la ironía más amarga y más impía; a mi aposento volví, y de ira y de celos loco, esta carta por respuesta la escribí, y en manos puesta de su enviada, partí.
Al enterarse, por conversaciones de sacristía, del peligro que los de su profesión corrían con Pepona, el curita sonrió y dijo suavemente, con cierta ironía delicada: -¿A qué ponderan?
Y Sócrates me contestó con su habitual ironía: »Si lo que dices de mí es cierto, mi querido Alcibíades; si tengo, en efecto, el poder de hacerte mejor, no me pareces en verdad poco hábil, y has descubierto en mí una maravillosa belleza muy superior a la tuya.
Si para la sala El páramo era una ficción novelesca, y Wyoming vivía sólo por una ironía de la luz; si no era más que un frente eléctrico de lámina sin costados ni fondo, para nosotros —Wyoming, Enid y yo—la escena filmada vivía flagrante, pero no en la pantalla, sino en un palco, donde nuestro amor sin culpa se transformaba en monstruosa infidelidad ante el marido vivo...
-Y que no es sólo el Muleto el que anda ahora por estos andurriales -exclamó el dueño de la venta con acento lleno de ironía-; que no es ése sólo, que si antes teníamos un cangro en er partío, ahora tenemos dos cangros, poique, sigún parece, se ha corrío jacia acá dende la serranía e Ronda el Niño del Vizcaíno.
El prelado, apoyando en mi hombro una mano blanca, llena de hoyos, se dignó esclarecer su ironía: —Los dos comemos en la mesa del Rey, y en ella el ayuno es forzoso.
Por un algo de infortunio, acaso ironía, lo teórico queda hecho papilla, ante las realidades escolares que reciben a niños y jóvenes “culturizados” por los mass media; reflejos de video juegos, cantantes comerciales, revistas, modas, etc.
En lugar del argumento sólido, del conocimiento detallado, hemos escuchado el argumento colérico, la ironía también colérica, la visión particular sustituyendo el argumento económico por la fácil aseveración de tipo político y de tipo político subjetivo; pareciera en los argumentos que hemos escuchado en el contra, como nacidos de una pasión, de un sectarismo que, con otros defectos, defectos que no le reconocía al Pardio Acción Nacional.
Llegó en eso el propietario, y con la ironía por delante y la firme decisión por detrás, espetó al intendente: -Seis no más, ¿no...?
-Pues Sócrates y Zeus quieren tu sacrificio. -Repara que Sócrates habló con ironía, con la ironía serena y sin hiel del genio. Su alma grande podía, sin peligro, divertirse con el juego sublime de imaginar armónicos la razón y los ensueños populares.
Quizá mi pregunta llegaría a aquellos pobres seres, como una amarga ironía, a recordar tal vez una irremediable desgracia y una deshonra...