juzgar

(redireccionado de juzgaba)
También se encuentra en: Diccionario.
Ejemplos ?
Una acusacion de tal naturaleza contra un hombre a quien todavía no juzgaba yo capaz de todo, y un hecho tan indecoroso como el de llegar a las manos en la calle publica, me obligaron a fijar el juicio desfavorable a los profesores que expreso en aquella carta, olvidándome de las cualidades del corresponsal a quien la dirigía.
esuelto a contraer matrimonio, porque es una de esas cosas que nadie deja de hacer, tarde o temprano, Cristóbal Morón se dio a estudiar el carácter de unas cuantas señoritas, entre las que más le agradaban y reunían las condiciones que él juzgaba necesarias para constituir un hogar venturoso.
No sabía el caballero que ya no se encontraba en la posada, con honores de fonda, ni una habitación disponible; juzgaba cosa fácil tener albergue en la pequeña población.
Aquel enfermo que no podía decir lo que sentía, que tenía un gran pesar porque no regresaba a su país, ni sabía de su familia; aquel amante de la ciencia por la que había abandonado al uno y a la otra, que pensaba en su compañero de viaje, al que juzgaba muerto para prolongar su vida, estaba eternamente triste y le parecía que insultaban su pena aquel sol siempre radiante y aquel cielo azul y despejado.
Leía mucho, juzgaba a su manera, sentía mucho y bien; pero de todas estas gracias sólo sabía Pepe Noval, su marido, su confidente, único ser del mundo ante el cual no le daba a ella mucha vergüenza ser una mujer ingeniosa, instruida, elocuente y soñadora.
Este rey miraba por sí consigo mismo: quien vía su letra, juzgaba que no sabía escribir; quien le leía, que él sólo sabía leer y merecía ser leído.
Aquel ojo resplandeciente parecía querer arrojarse sobre don Juan, pensaba, acusaba, condenaba, amenazaba, juzgaba, hablaba, gritaba, mordía.
Root, juzgaba al presidente Díaz así: "Creo que de todos los grandes hombres que viven en la actualidad, el general Porfirio Díaz es el que más vale la pena de conocer.
Con los mismos correos que pusieron esa carta en manos del jefe, éste contestó a Guajardo ofreciéndole toda clase de seguridades y felicitándolo por su actitud, ya que lo juzgaba hombre de palabra y caballero y tenía confianza en que cumpliría al pie de la letra sus ofrecimientos.
Que mas que advertido amante Juzgaba el mal de Argentina, Hijo de duda mezquina En su inalterable amor, Y en la pureza fiado De su tranquila conciencia Aguardaba con paciencia Que saliera de su error.
237, apreciamos un juicio de valor sobre la cultura de los indígenas, a quienes se les juzgaba como fieras salvajes, las cual no tenían ningún grado de desarrollo y que fueron civilizadas por Occidente y el cristianismo.
(Sale DON FERNANDO.) Lleva esa mula, Alvarado, al mesón, y vuelve presto. DON DUARTE ¡Don Fernando! ¡Don Duarte! No os juzgaba yo en tal parte. ¿Vos en la corte? ¿Qué es esto?