legión

(redireccionado de legiones)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para legión

Ejemplos ?
¿Por qué abandono tanto de las huestes guerreras mesnadas victoriosas, que en épicas jornadas supieron bravamente dejar aniquiladas legiones sanguinarias con instinto de fieras?
Es la gloria, quimera que el hombre ama, de otro volcán Pocatepelt la llama. ¿Qué fué de las innúmeras legiones que impusieron la ley á otras naciones V ¿Qué de los tronos?
Ejecutara con orden desconocida el ejemplo, procurando pareciesen casuales y no meditados sus fines. Afirmárase en el pueblo con -144- beneficios, en la nobleza con honras, en las legiones con dádivas.
Del sentimiento republicano renacido y latente, de las legiones nuevas suscitadas por la severa lección que recibimos; de los militantes antiguos; en fin, de cuantos basan la política del porvenir, inexcusablemente, en la desaparición de la monarquía queremos ser intérpretes y animadores.
bajo la protección de las legiones armadas, la parte más sana del pueblo, que en el acto se suspenda la Asamblea reunida, para elegir nuevo triunvirato el 6 de octubre de acuerdo con el Estatuto Provisional, y cese el gobierno en sus funciones reasumiendo V.E.
En paz la hora renaciente, continua y poliformemente, el movimiento y no la inercia, legiones dueñas de sus actos, gente que osa, que comercia, multiplica los artefactos, combate la escasez, la negra miseria y pasa sus revistas a las usinas y talleres; y sus horas áureas alegra con la invención de los artistas y la beldad de las mujeres.
Coro Recordemos de Araure los campos que el valor colombiano ilustró; a Junín, Boyacá y Ayacucho, monumentos eternos de honor. :: 6 ¿Veis llegar las legiones venales, que conduce a la lid la ambición?
Todos son extranjeros; y con respecto a los españoles, tanto los soldados de Napoleón, o los generales de la Unión liberal, o la camarilla de don Salustiano, o las legiones de don Juan Prim.
El príncipe inclina la cabeza a estas palabras, como herido de un rayo, y el bracmín prosigue de este modo: -En la pasada noche, cuando el sueño habías descendido sobre los párpados de los mortales yo velaba. Un sordo rumor se elevo por grados del fondo del agua sagrada, rumor confuso como el hervidero de cien legiones de abejas.
Y la otra parte mezquina de hombre, de tierra y de lodo le decidió a usar del fraude, de la perfidia y del dolo. Enmascaró sus legiones, dio mentido aspecto al rostro, vistió de oliva las armas, llamó tierno amor al odio.
en las Horcas Caudinas, cerca de la antigua ciudad romana de Caudio, los samnitas (tribus que poblaban una región montañosa en los Apeninos Medianos) derrotaron a las legiones romanas y las obligaron a pasar bajo el yugo, lo que se consideraba lo más humillante para el ejército vencido.
¿Qué digo? A vuestra vista las barras y leones en arreo desplega de conquista, y guía a nueva lid nuevas legiones. Sí, que de Cuba en la vecina playa ¡merced a los furores parricidas que en común daño alimentáis, y afrenta!