macilento


También se encuentra en: Diccionario.
Búsquedas relacionadas con macilento: ostentoso
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para macilento

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para macilento

Ejemplos ?
¿Qué luz, para mi rostro macilento; para mi mustio labio, qué sonrisa; qué lenguaje, a consuelos adecuado, podrá darme este inerte y desolado corazón, que en tinieblas agoniza?
No sé; que el cielo encapotan Esas nubes cenicientas Que se arrastran turbulentas Por la atmósfera sutil; No sé....; mas siento que todos Los recuerdos de mi vida, En tropa descolorida Me asaltan de mil en mil. No sé; porque ¡no es reposo Este nocturno tormento Que el escuadrón macilento De mis recuerdos me da!
Contempla, pues, mi humanidad desnuda, Y piensa que cual yo te me presento Voy a poner a los demás sin duda. Yo soy un hombrecillo macilento, De talla escasa, y tan estrecho y magro, Que corto andando, como naipe, el viento.
En las calles que cruza a paso lento, buscan sus ojos sin fulgor ni brillo el rastro de un mendigo macilento a quien piensa servir de lazarillo.
Ya desperté: mis fábulas soñadas, Mis delirios de amor, perdí en el viento, Y el viento, como ramas desgajadas, Las apartó del tronco macilento.
Él era, sí, por el cruzado embozo asomando el semblante macilento, con ceño torvo y fatigado aliento, cubierta de sudor la osada frente, y empuñando el acero refulgente hasta el torcido gavilán sangriento.
Y el llanto que en sus párpados se estanca y el semblante humillado y macilento, muestran que es ya su bárbara sentencia carcoma que desgarrra su conciencia.
Llegado el día fatal, una cohorte de esbirros apareció en la puerta de mi calabozo, presidida por un hombre vestido de rojo, macilento siniestro, que adelantándose con solemne ademán cogió mis manos y las ató a la espalda con fuertes ligaduras.
Fue de rostro feo, nariz aguileña, tan macilento y flaco, que mas parece la imagen de un hombre que espira, que la de un viviente.
Y cuentan además que "Venido a menos le fueron abandonando aquellas mujeres que antes lo rodeaban y, al ir perdiendo la salud por la pena que le embargaba, ya macilento y triste, se dio a implorar la pública caridad, sentándose en cuclillas en la esquina de la que fuera su casa gimiendo de pesadumbre y de pobreza, moviendo a lastima." Y se asegura que "Algunos le socorrían, pero otros indignados, le escupían y le humillaban al pensar por aquella esquina, donde siempre" se le veía.
Acaso al gemir del viento, Ese pueblo, en la alta noche, Alza el rostro macilento Despertando con pavor; Fingiendo en la sombra oscura La mal abierta pupila, La transparente figura De un fantasma aterrador.
El rápido y terrible trastorno universal de sus ideas, sólo este objeto le dejó visible, y aquel contorno pálido y sangriento, aquel rostro agostado y macilento tan sólo a sus sentidos perceptible, es la oculta razón de su demencia, y el móvil de su mísera existencia.