madrazo


También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all

Sinónimos para madrazo

cabronazo

Sinónimos

Ejemplos ?
En 1994 fue candidato por segunda ocasión a la gubernatura de Tabasco, como candidato por el PRD. La elección fue ganada por el candidato del PRI, Roberto Madrazo Pintado.
Acerca de la clase política, se ha mencionado que el PAN «es hoy dirigido por la organización de ultraderecha El Yunque, es la nostalgia por la quema de las boletas de la elección de 1988 y el cogobierno con el PRI», del PRI «el creador del sistema de partido de Estado, el de la imposición de las políticas neoliberales que han destruido los cimientos de México» de Roberto Madrazo, a quien califica de «ladrón vergonzante y criminal», del PRD el partido de los «errores tácticos», de Andrés Manuel López Obrador «la imagen de Carlos Salinas de Gortari construida por AMLO es, en realidad, un espejo».
Fue el barrio famoso en un tiempo por el pulque que se vendía ahí y que era traído desde las magueyeras por lo que fuera el camino privado de la familia Madrazo que cruzaba este barrio.
En esta elección sus rivales fueron Felipe Calderón Hinojosa por el Partido Acción Nacional, Roberto Madrazo Pintado por la Alianza por México, Patricia Mercado por el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina y Roberto Campa Cifrián por el Partido Nueva Alianza.
Archivo:Perseus Canova Pio-Clementino Inv969.jpg Perseo con la cabeza de Medusa (1800), de Antonio Canova, Museos Vaticanos. Archivo:Madrazo Viriatus HighRes.jpg La muerte de Viriato (1806-1807), de José de Madrazo, Museo de Arte Moderno de Madrid.
En 1872, en el catálogo que hizo el entonces director del Museo del Prado, el pintor Pedro de Madrazo, todavía figura bajo este nombre.
Ventura Sabatel) Leyendas históricas árabes Madrid: Imprenta y litografía de Juan José Martínez, 1858. Contiene: Almanzor. Precedida de un prólogo de Pedro Madrazo encuadernado al final. Meriem.
CARLOS SALINAS.- Públicamente él dio las razones de esto al anunciar que había concluido su trabajo encomendado dadas las circunstancias de ese momento e inmediatamente designé un nuevo comisionado, para mostrar con ello que lo fundamental era precisamente tener un comisionado para la Paz, y el doctor Jorge Madrazo ha venido trabajando intensamente para contribuir a crear condiciones de paz y armonía en esa región de Chiapas.
Con absoluta imparcialidad y conociendo todo cuanto se ha escrito hasta el presente sobre la reñida cuestión del Iberismo y del vascuence, que tiene su propio asiento en el corazón de la Vasconia, ó Navarra, se hace cargo el Sr. Madrazo de las encontradas opiniones; y recogiendo lo seguro y dejando para mayores evoluciones de la ciencia por resolver lo todavía incierto, ofrece un dechado ejemplar de moderación, que es de creer no carecerá en adelante de numerosos imitadores y que contribuirá al enlace y organización de muchos talentos, esterilizados ahora por sistemáticas preocupaciones ó atrasadas ideas de un mal entendido patriotismo.
Tal es, en concepto del que suscribe, el informe á que se presta el Libro de los retratos, en respuesta á la consulta que nos hace la Dirección general de Instrucción pública. La Academia, no obstante, resolverá lo más acertado. Madrid 4 de Marzo de 1887. PEDRO DE MADRAZO.
ARÍA ABASCAL (Reminiscencias) Recorriendo ayer el salón de cuadros en el Palacio de la Exposición, después de admirar el magnífico retrato que de la cantatriz Luisa Marchetti pintó en Madrid el ilustre Federico Madrazo, me detuve ante otro retrato de mujer, hecho por humilde pintor peruano conocido con el nombre del maestro Pá- bulo, y que según entiendo fué hasta 1850, en que murió, el retratista mejor reputado en Lima.
Otro mérito, y no menos relevante, del estudio del Sr. Madrazo es el minucioso examen de los manuscritos que esclarecen la íntima y peculiar organización de la sociedad navarra en todas sus esferas y elementos; ni es menester añadir que en todo cuanto se ocupa satisface enteramente al plan de la obra y se allana hermosamente á la instrucción popular y erudita, amena y sólida, de sus lectores.