madrugar

(redireccionado de madrugado)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para madrugar

tomar la mañana

Sinónimos

  • tomar la mañana

Antónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para madrugar

Ejemplos ?
ara ir el rey a caza de mañana ha madrugado; entró donde está la reina sin la haber avisado, por holgarse iba con ella, que no iba sobre pensado.
¿y los carneros?» Don Juan se despertó, balbuceó una excusa. -«Haber mucho madrugado, y se fueron todos a los galpones. Linda cabaña, la de don Narciso, con reproductores hermosos, importados unos, otros nacidos en el establecimiento, pero todos de gran valor y admirablemente cuidados.
No lograron hablar de su plan con tanto sigilo que no les oyera Meñiquín, quien resolvió tomar sus medidas como antes las había tomado; pero a pesar de haber madrugado mucho para ir a recoger piedrecitas blancas, no pudo realizar su idea porque la puerta estaba cerrada con doble vuelta de llave.
Nuestro arriero pensó: «¡Cuánta será la gazuza de ese pobre cuando, con el frío que hace, ha madrugado en busca de una alma caritativa!».
Es veterana (me dije). ¡Alguien ha madrugado más que yo! Pero de cualquier modo, Antonia era todavía muy digna de personificar mis pecaminosas ilusiones.
Esto causaba adrenalina pura en mí, pero yo confié en mi ladrador amigo. Drogón había aterrado a un dromedario insaciable de beber que había madrugado para cargar el odre de su joroba.
Poco tiempo después, un día de mucho calor, Florencio, que había, como siempre, madrugado bastante, rodeó, para la siesta, su majada, no muy lejos del rancho, y se echó a dormir.
Todos han madrugado de veras, ese día; hay que aprovechar las horas de la mañana para emprender la marcha y hacer la primera etapa.
que yo firmo. -¿Conque ahora mismo? -Pues ¿por qué he madrugado yo tanto? Además, que para usté es eso como beberse un vaso de agua.
En esta lucha cruel me cogió el alba. Salté de la cama, vestíme; y, desayunándome de prisa, corrí a despedirme de la familia que había madrugado más que yo.