maestre


También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all

Sinónimos para maestre

director

Ejemplos ?
El séptimo testigo, el Maestre de Campo Don Francisco de las Eras y Riofrío, no nos da ningún detalle sobre el asunto de que tratamos, aunque conoció varios documentos antiguos del Cabildo.
74.- Cada Piloto y Maestre, todo el tiempo que usare el dicho oficio, vaya acrecentando su Libro derrotero de lo que de nuevo descubriere y supiere, y cuando dexare el dicho oficio o muriere, sea obligado a dexar el dicho Libro a la Caxa de la Casa de la Contratación de las Indias, o al del nuestro Consejo (de las Indias), y al tiempo que se le diere carta de examen y pilotaje, y antes que se le dé, haga obligación ante el Escribano de la Casa de la Contratación de lo ansí hacer y cumplir, y lo jure y otrosí, jure de no comunicar los secretos de la navegación a ningún extranjero destos nuestros Reinos y Señoríos.
Y en esto estábamos por el mes de abril del año de 1544, cuando llegó a esta costa un navío, que era de cuatro o cinco compañeros que de compañía lo compraron y cargaron de cosas necesarias, por granjear la vida, y hallaron la muerte; porque cuando al paraje desta tierra llegaron, venían tres hombres solos y un negro y sin batel, que los indios de Copoyapo los habían engañado y tomado el barco, y muerto al maestre y marineros, saliendo por agua, y treinta leguas deste puerto junto a Mauli dieron con temporal al través, y mataron los indios a los cristianos que habían quedado, y robaron y quemaron el navío.
Viniendo en la vanguardia, dejando los que eran menester para la rezaga y en medio todo nuestro bagaje, en buena orden comencé a entrar por la tierra, e yendo algunas veces yo, e otras el capitán Jerónimo de Alderete, y otras mi maestre de campo y otros capitanes, cada día con cuarenta o cincuenta de caballo, corriendo el campo e viendo la dispusición donde habíamos de asentar a la noche.
En la Muy Noble y Leal Ciudad de Santiago de Guayaquil, en seis días del mes de Septiembre de mil y seiscientos y treinta y ocho años, se juntaron en este Cabildo los Señores Justicia y Regimiento de esta Ciudad, es a saber, el Maes(tr)e de Campo Baltazar Malo de Molina, Corregidor y Justicia Mayor; el Capitán Joan Pérez de Vargas, Alguacil Mayor de ella; y el Capitán Diego Navarrete del Castillo, Depositario General; y Don Francisco Pacheco, Procurador General, en vos y en nombre de todos los demás Capitulares presentes y ausentes por quien prestaron caución (com/parecer), y propusieron lo siguiente: El dicho Maestre de Campo Baltazar Malo de Molina...
El dicho Don Pedro Muñoz Chamorro, Alguacil Mayor, dio sus votos de Alcalde Ordinario por primero al Capitán Don Antonio Ramírez de Arellano, y el segundo al Maestre de Campo Don Pedro Sánchez de Arellano, con la alternativa; por Procurador General al dicho Alférez Don Sebastián de Arcentales, y por Mayordomo de la Ciudad, a Cristóbal de Torres, y por Mayordomo del Hospital Real, (al) Alférez Bartolomé Carrasco.
del Cisne, dice: "Que sabe de público y notorio que varios de sus ascendientes fueron de los primeros pobladores de la Villa de Zaruma y de esta ciudad, habiendo sido de la primera el Capitán Salvador Román, uno de ellos, su primero y principal descubrido. Décimo segundó testigo: el Maestre de Campo Don Lorenzo de Lequerica, natural del Señorío de Vizcaya en los Reinos de España.
m.; y yo daré de aquí a ocho días la vuelta a la de Sanctiago, a donde dejé dada orden a mi maestre de campo toviese presta la gente y para ir a poblar adelante.
Luego que vio la inutilidad de la tercera monición, se presentó el maestre en casa de la señora, diciéndola: -Sepa usted, señora comadre, que vengo a darla garrote; -y después de haber expuesto el cadáver en una ventana, exclamó: «¡Cuerpo de tal, comadre cotorrita, que si usted no escarmienta de ésta, yo no sé lo que me haga!» Por fin, el 9 de abril de 1548 se empeñó la batalla de Saxsahuamán.
Cabildo del 27 de Mayo de 1625.- En la Ciudad de Santiago de Guayaquil a veintisiete días del mes de Mayo de mil y seiscientos y veinticinco, se juntaron a Cabildo, como lo han de uso y costumbre a las Casas dedicadas para el efecto, es a saber el Maestre de Campo Don Luis de Esquivel...
Ahora bien, estos indios minuanes (lo mismo da, decir charrúas), hablaban una lengua que no era la guaraní, y lo sabemos porque justamente treinta años más tarde (en 1762) con motivo de otra guerra y otras paces con nuestro Cabildo, vinieron sus delegados a la Ciudad, y para conferenciar con ellos fue llamado el Maestre Campo Manuel Domínguez “como avil en la lengua Guaraní, por entender también muy bien ésta el referido Cacique” (minuan, y jefe de la misión), “con lo que está dicho que la de su nación”, era otra, que no Guaraní.
Y, luego Blas de Vera presento petición para que se le diesen los mitayos para la carnicería. Y el dicho Cabildo dijo se ocurra al dicho Maestre de Campo para que provea lo que conviene.