magnificar

(redireccionado de magnificas)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para magnificar

engrandecer

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para magnificar

Ejemplos ?
La exposición del Sacramento es una de las ceremonias más magnificas y grandiosas, pero que los modernos sagrarios y al mismo tiempo raquíticos que se abren y cierran de una manera casi mágica o por un resorte, es poco reverente; en la Catedral de Tarragona, cuando efectúan esta ceremonia, ponen un dosel, y en procesión llevan el sacramento desde su capilla al altar y recíproca mente una vez terminada la función, cosa que da motivo a una magnífica función que tiene grandísimo atractivo.
En cuanto a la forma tecnológica y litúrgica, pueden usarse el cedro revestido con planchas de cobre, plata o bronce o bien el oro, uno de los otros metales dorados y de cuya combinación se puede sacar un partido inmenso (como ornamentación, recuerdos de la Pasión, de los misterios religiosos), esculpidos en lo que pudiéramos llamar tras altar, de forma completamente artística y teniendo sitio a propósito para recibir estas magnificas custodias de metal, que tantas hay en toda España, ya sean de estilo plateresco o góticas tal vez.
La Junta de Salud Pública viene atender a tan sagrados intereses; acaso el pueblo hubiera aguardado en su angustia un breve momento más; pero la preconcentración de grandes fuerzas en algunos puntos de Andalucía, la dolorosa nueva de que dos magnificas fragatas surtas en este puerto, habrán recibido la orden de salir inmediatamente para Málaga, la sensación que esta descontrolada noticia ha causado entre los Voluntarios de la República de esta ciudad, ante el temor de que pudieran realizarse tan tristes vaticinios, las ultimas medidas adoptadas por el actual Ministro de la Guerra, por las que ha separado del mando de las fuerzas publicas a militares íntimamente adheridos al nuevo orden de cosas; han hecho comprender al pueblo que era llegada la ho!
Famosas exequias fueron aquellas que la turba de sus siervos consagró a la memoria de su Señor, tan impío como poderoso, adornando su yerto cuerpo con holandas y púrpura; pero más magnificas fueron a los ojos de aquel gran Dios las que se hicieron al pobre Lázaro, llagado, por ministerio de los ángeles, quienes no le enterraron en un suntuoso sepulcro de mármol, sino que depositaron su cuerpo en el seno de Abraham.
El amante, mientras su pasión dura, será un objeto tan repugnante como funesto; cuando la pasión se extinga, se mostrará sin fe, y venderá a aquel que sedujo con sus promesas magnificas, con sus juramentos y con sus súplicas, y a quien sólo la esperanza de los bienes prometidos pudo con gran dificultad decidir a soportar relación tan funesta.
Debido a que el puerto está dotado de paseo marítimo propio y dique transitable en toda su totalidad, suele ser frecuente la concentración de gente en el puerto para disfrutar de los magnificas vistas.
Tiene por nombre “Juan Sinforiano Bogarín”. Cuenta con magnificas tallas franciscanas de diversos orígenes como Guarambaré, Villeta y Yuty.
Mientras todo esto ocurre, allá en el mar la telegrafía sin hilos llevaba a los nuestros palabras desde la Patria ya lejana, que van condensadas en los despachos que firman el Ministro de Guerra, el Senado, varios Jefes y Oficiales de la Armada, el Embajador Británico y el Club Inglés, entre otros, piezas magnificas de reconocimiento y apoyo que insuflaron más fuego, si cabe, en aquellos valientes corazones.
Estos discursos describen las historias de quienes renacieron en magnificas mansiones celestiales en diferentes mundos de los deva.
Las bóvedas y techumbres de las naves han desaparecido, exceptuando las del altar mayor que conserva unas magnificas de medio cañón con casetones, al igual que en las capillas laterales del propio altar, destacando la del lado Este.
Dicha cualidad permite obtener cortes planos con gran facilidad para así, de esta manera obtener y elaborar magnificas lozetas para pisos, piedras esquineras y sillares de recubimiento.
Así se nos fue Demetrio Ortíz, hacedor de magnificas joyas del arte nativo, muerto en la distancia en ese Buenos Aires tan peculiar por su rara virtud de ser a la vez sugeridor constante de evocaciones y alivio fraterno para el paraguayo acosado por la nostalgia".