majadero

(redireccionado de majaderos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para majadero

Sinónimos para majadero

batihoja

Sinónimos

Ejemplos ?
— Dente algún dornajo, rallo y assaderos. — Y aun darme han un tajo, y más, dos morteros con su majaderos. Nuestr'amo, ya soy desposado.
Es como un Hitler con faldas; por suerte no tiene pistola, si no: Yo me los fusilaba a todos; mocosos majaderos y chilapastrosos, grita fúrica con suma frecuencia.
La cigüeña distraída (1966). La batalla de los pasteles (1966). Dos meseros majaderos (1966). Cada quién su lucha (1966). La vida de Pedro Infante (1966).
El profesor Pericot y la ridícula historia universal, (con Pepe Pelayo), Humor Sapiens, Santiago de Chile, 2015. Majaderos ilustres.
Y encuentra un eco general en el mundo burgués. No me refiero, naturalmente, a los politicastros y majaderos ideológicos alemanes.
Quevedo: En todo el mundo hay hombres caprichudos, majaderos, interesados, sediciosos; pero son pocos, como los caimanes, tigres y lobos.
La literatura hondureña tiene sus orígenes en el periodo colonial con los escritores: Francisco Carrasco de Saz, Antonio de Paz y Salgado (nacido en Real de Minas de Tegucigalpa a finales de 1600 y fallecido probablemente en 1748), es autor de dos obras de índole humorística: Instrucción de litigantes o guía para seguir pleitos y El Mosqueador o abanico con visos de espejo para ahuyentar y representar todo género de tontos, moledores y majaderos...
La analogía básica que el autor quiere proponer es la que se encuentra entre los majaderos (“tontos y moledores”) y las moscas, (en latín musca es el insecto y también la persona curiosa o impertinente)”.
Otro ensayista canónico, José Enrique Rodó, leyó en clave quijotesca el descubrimiento, conquista y colonización de América, y Simón Bolívar, que un día dio la orden burlesca de fusilar a Don Quijote para que ningún peruano le imitase nunca, cercana ya la hora de su muerte hubo de pronunciar, con más de un desengaño a sus espaldas, estas asombrosas palabras: «Los tres grandísimos majaderos hemos sido Jesucristo, Don Quijote y yo».
La toponimia del núcleo urbano está constituida por las calles Alta, Arboleda, Ayuntamiento, Camino de las Bodegas, Cantarranas, Carretera de Roa, Confitería, Covachas, Cruz del Llano, Eras de Abajo, Escuelas, Escuelas Nuevas, La Campiña, La Fonda, Los Alces, Los Pajares, Los Puentes, Majaderos, Pinedillo, Plantido, Plazuela, Real, Rincón, San Roque, Santa Lucía, Subida a la Iglesia y Tras la Ronda.
Es muy probable que la molienda del trigo para producir harina se hiciera primitivamente, por medio de majaderos y de morteros, o machacándolo entre dos piedras planas: las mejoras de este último procedimiento han debido llevar a la invención de los molinos de tracción a sangre (animales), que alcanza hasta la más remota antigüedad y de ella se habla con frecuencia en la Biblia: Sansón hizo girar la muela entre los filisteos, etc.