majar


También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para majar

machacar

Ejemplos ?
El ritmo que acompaña esta danza es la cumbia.;Danza de las Pilanderas Es una danza en la cual los bailarines usan como parte de su coreografía un pilón o mortero para majar el maíz o el arroz.
El albéitar la miró y remiró, la golpeó con la uña, y convencido de que a poco majar en el yunque la pieza quedaría como nueva, contestó: -Doy por ella dos centavos, ¿acomoda o no acomoda?
Y, para finalizar, estos procedimientos: adobar, afinar, aliñar, asar, amasar, batir, cernir, cocer, condimentar, dorar, empanar, estirar, estofar, freír, gratinar, hojaldrar, hornear, macerar, majar, mechar, picar, rallar, rebozar, redondear, regar, rehogar, rellenar, salpicar, triturar, trocear, untar y vaporizar.
Antes de prensar la manzana hay que mayarla, operación consistente en machacarla hasta reducirla a una pasta. Mayar es palabra asturiana equivalente a "majar".
Se sofríen los ingredientes de hortalizas (generalmente pimientos, cebollas y ajos). Los productos del sofrito se suelen majar hasta conseguir una textura similar a la de un salmorejo.
Por su parte, los cetros europeos medievales, en realidad derivan de mazas de guerra que, a su vez, fueron en origen mayales o palos de majar.
Se creó una plaza municipal de maestro de las primeras letras, se suprimieron los jurados y se establecieron los alguaciles; se dispuso que peones y sarmenteros no llevasen más de un real; se prohibió portar armas ofensivas y defensivas salvo al ir por la calle con candela; se prohibió majar lino dentro de las cercas y mojones; se tasaron los cacharros de alfarero.
En sus orígenes Miraflores comprendió dentro de su demarcación, los terrenos ubicados entre la calle Muñoz Majar y la Iglesia de Santa Marta.
En fin, uno puede acabar empalagado si además prueba algunos postres caseros como el arroz con leche o el majar blanco (dulce de leche, de consistencia pastosa, adornado con polvo de canela).
No hace muchos años los vecinos de San Fernando iban a los cerros a dar cuenta de tan delicioso majar, era una fiesta familiar en la que a pesar de las inclemencias del invierno, la gente disfrutaba de un día en el campo.
Las gavillas se sujetaban con las dos manos un manojo cogido por los tallos, y la espiga se sacudía contra la superficie de majar; así, ésta se desgranaba y soltaba la semilla.
Asimismo los fasces romanos estaban compuestos de bastones de castigo —varas de majar que originalmente eran una simplificación del mayal o, más probablemente, varas de pastoreo— que manifestaban su autoridad judicial y su capacidad para imponer castigos de orden menor.