malagueño


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para malagueño

malacitano

Sinónimos

Sinónimos para malagueño

malacitano

Sinónimos

Ejemplos ?
-No he de negarte esa bondad que de tu alma irradia. Llamó el oficial Presidente a un marinero de los que hacían eficaz su mando, y le ordenó que compareciese el viejo malagueño.
Entre los pasajeros de la embarcación vino un comerciante pacotillero, malagueño por más señas, conductor de una gran caja que encerraba aretes y sortijas, las que, en vez de piedras fínas, lucían cristal de Bohemia imitando el rubí, el zafiro y el brillante.
Porque se mete con niños que van en busca de su vida, sin tener quien nos defienda. Un tanto sorprendido el malagueño, por la actitud de Generoso, quiso aún conservar su autoridad de cacique trasatlántico.
Era administrador de una hacienda de viña, a tres leguas de la por entonces villa de Valverde y hoy ciudad de Ica, y conocíasele por Corvalán el Malagueño.
Él debe ser muy malo porque ofende a niños viajeros. Entonces, el oficial que ejercía de Presidente, interrogó al malagueño ebrio sobre la causa de su enojo.
Contra tu consejo, tuvo la debilidad (que de tal la calificaste; de aceptarle una apuesta a tu conmigo desventurado malagueño, quedándome, más que el provecho de las seis amarillas, la gloria de haber sido el primero en vencer al que tu considerabas invencible.
-Cerdera, o lo que fuere -continuó el borracho malagueño-, habéis de proclamar ahora mismo delante de mí, que huís de España, porque España es un país maldito.
-Los niños a quien habéis ofendido -exclamó el oficial-, quieren que vengáis para saludaros. Próspero adelantó hacia el malagueño, cogió las manos de éste.
El emblema popular y turístico que caracteriza a Málaga es la estatua de El Cenachero, que representa al desaparecido oficio popular malagueño de cenachero, vendedor callejero de pescado.
Nació en el Limonar Alto, un señorial barrio malagueño, el 29 de junio de 1905, en el seno de una familia acomodada, siendo hijo del juez de instrucción, periodista y escritor Manuel Altolaguirre Álvarez.
En la capital sucede algo similar y las divisiones no siempre resultan tan evidentes y se difuminan compartiéndose varias modalidades a la vez y según los barrios, fruto de los flujos migratorios. ¨Este primitivo fandango malagueño, bailable, de compás ternario, es incluso anterior a la aparición del fenómeno flamenco.
Y que ha sobrevivido así, tercamente, a las sucesivas invasiones y asentamientos poblacionales de gentes foráneas que, no menos, a lo largo de milenios, con las sucesivas colonizaciones culturales llegadas de la mano de invasores, una tras otra fueron gradualmente aniquilando casi todos los arcaicos signos de identidad a todo lo largo y ancho del ámbito malagueño de sierras y costas.