Ejemplos ?
14 Y como ellos llegaron al gentío, vino á él un hombre hincándosele de rodillas, 15 Y diciendo: Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece malamente; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua.
Cuando vido aquesto el rey, no quiso pasar el vado; vuélvese para sus tierras, malamente va enojado, grandes bascas va haciendo, reciamente va jurando, que había de matar al conde y destruir su condado.
Por eso una sola senda dejaron en todo el cerro, porque más fácil se atienda la sola puerta de hierro si se empeña la contienda. Por eso están los cristianos malamente entretenidos en casa de los villanos, en pensamientos livianos con las mozas divertidos.
Era el niño seco, delgaducho, encogido de hombros, de color de aceituna; un museo de sarampión, viruelas, escarlatina, ictericia, catarros, bronquitis, diarreas; y vivía malamente gracias al jarabe de rábano yodado y a la Emulsión Scott.
Jurado había el rey que en tal nunca se ha hallado; pero allí hablara el rey malamente y enojado: —Muy mal me conjuras, Cid, Cid, muy mal me has conjurado, mas hoy me tomas la jura, mañana me besarás la mano.
La puerta principal, enfrente del altar, bajo el coro, era, según el párroco, bizantina; de arco de medio punto, baja, con tres o cuatro columnas por cada lado, con fustes muy labrados, con capiteles que representaban malamente animales fantásticos.
Ningún cronista hace mención de ella, y sólo en un manuscrito de rápidas apuntaciones, que abarca desde la época del virrey marqués de Salinas hasta la del duque de la Palata, encuentro las siguientes líneas: «En este tiempo del gobierno del príncipe de Squillace, murió malamente en el Cuzco, a mano del diablo, el almirante de Castilla conocido por el descomulgado».
El rey con una varilla por detrás la había picado; la reina que lo sintiera pensó que era su querido: -Está quedo, Landarico le dijo muy requebrado. El buen rey cuando lo oyera malamente se ha turbado; la reina volvió el rostro, la sangre se ha cuajado.
“Mas, de cierto que, aun así”, dicen, “lo que allí natural se dice que es, te agenciaste, para la litera unos hombres.” Yo, para ante la chica uno hacerme más afortunado, “No”, digo, “a mí tan malamente me fue que, una provincia porque mala me cayera, no pudiera ocho hombres aparejarme rectos.” Mas yo ninguno tenía ni aquí ni allí que un roto pie de mi viejo diván en el cuello colocarse pudiera.
adoro con toda mi alma, carece de lo más necesario, trabaja para alimentarse malamente, vive en una buhardilla, y no recibe ningún socorro, ningún consuelo...
Frunciendo ambas dos cejas encomendóla a su gente, diciendo: "Malditas viejas, que a las mozas malamente enloquecen con consejas!" Y aplicando el capitán a su potro las espuelas, el rostro a Toledo dan, y a trote cruzando van las oscuras callejuelas.
Pues él, que ve su venganza Cumplida, y abajo siente Caballos, tal les acosa, Que al uno le desguarnece, Derriba al de la derecha, Y sobre el tercero llueve Tal tropel de cintarazos, Y con voz tan insolente Les insulta y les confunde, Que aturdidos los pobretes Huyeron al fin mohínos Y zurrados malamente.