malhadado

(redireccionado de malhadada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para malhadado

Ejemplos ?
Ay hermano a mí, triste, arrancado, ay a mi triste hermano la agradable luz arrancada, a la vez que tú toda ha sido la casa sepultada nuestra, todos, a la vez que tú, se perdieron los goces nuestros, 95 los que, en vida, el dulce amor alimentaba tuyo, Al que ahora, tan lejos, no entre conocidos sepulcros ni cerca de emparentadas cenizas compuesto, sino en la Troya infausta, en la Troya malhadada sepultado, detiene en su extremo suelo una tierra ajena.
La malhadada idea que tuvo Mercedes de afincarse en mi aldea, propósito del cual intenté repetida y vanamente disuadirla, me ha puesto frente a la mujer que amé de niño, una muchacha a quien llaman la Mariposa por lo aparentemente mudable y fugitiva, siendo en el fondo tenaz, enérgica y segura como ninguna.
De su vida inocente, recta y pura, manantial de virtud acrisolada, de caridad modelo y de ternura, ¡compasión no tuviste, y despiadada a tus furores la inmolaste, ansiosa de ostentar tu potencia malhadada!
¿Qué lazo te une a mí? ¿Qué malhadada suerte te pudo a un infeliz ligar? ¿Eres visión, verdad, sombra de nada, o de mi vida el genio tutelar?
Porque es de advertir que Montenegro se ocupaba mucho de su persona y se esforzaba en creerse buen mozo, sin que por esto fuese vano, pues quería consolarse de su desgracia con las mujeres culpando a su malhadada fortuna y malísimo atavío, en lo cual no le faltaba razón, pues aparte de sus narices y su extremada delgadez tenía toda la apostura y bizarría de un elegante caballero.
Esto era incuestionable. Malhadada inocencia suya, en último examen, porque ella, no sé por qué medios, vino a dar a la habladuría azotante de los demás, una cierta vida, un calor y ¡vamos!
I La labor reaccionaria que acabo de acusar de los “próceres” civiles de 1826 y 1827, malhadada labor que pone sombras en un cuadro de luz, se inicia, externamente por lo menos, con la apertura del segundo período de sesiones de la Junta de Representantes de San José de Mayo.
En aquel desorden estaba su pensamiento de pocas horas antes, y parecíale que ya le separaban de él siglos: al ver todo aquello, recordó el estado de su espíritu según era antes de haber ido al Circo. ¡Malhadada noche!
Aguardaba algo extraordinario en el paladín misterioso, y le veía cubierto con un manto y un capuchón de lana burda, sin más arma que una lanza… ¡Otro al saco! Aquel judío se lo engullía la malhadada bestia en un avemaría.
El ínclito Belgrano...(¡desgraciados acentos de mi voz!) víctima ha sido del patrio amor, deidad, a que ha tenido sus valientes esfuerzos consagrados. Viste pues luto patria malhadada; tu robusta columna ya no existe.
Que aquel que no respeta las prendas de los muertos, sus pasos tan inciertos serán cual su razón. Sonora una carcajada lanzó Inés al fin del cuento, burlando el raro portento de la malhadada flor.
Duerme el ángel inocente, Todo de jazmín nevado, Pero que está salpicado Con la púrpura reciente Que destila la honda herida De aquel cariñoso seno Que, al estar de vida lleno, Vivió para darle vida. Cabe el lecho, en un rincón, Una mujer malhadada Llora y gime, arrebujada De su dueña en el pellón.