malicia


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para malicia

bellaquería

Sinónimos

Antónimos

desconfianza

Sinónimos para malicia

maldad

Sinónimos

Ejemplos ?
Y si es verdad lo que yo digo y aquel, persuadido del demonio, por quitar y privar a los que están presentes de tan gran bien, dice maldad, también sea castigado y de todos conocida su malicia.” Apenas había acabado su oración el devoto señor mío, cuando el negro alguacil cae de su estado y da tan gran golpe en el suelo que la iglesia toda hizo resonar, y comenzó a bramar y echar espumajos por la boca y torcella, y hacer visajes con el gesto, dando de pie y de mano, revolviéndose por aquel suelo a una parte y a otra.
Lo más principalmente fue la detención de César, que, como no pudiese sacrificar, temerosa le detenía su mujer, y congojados le contradecían los agoreros la salida de su casa en público. Discurso Las determinaciones grandes quieren que prevenga la prudencia propia a la malicia ajena.
Todavía pasó algún tiempo hasta que el médico asomó en la puerta, tarareando un zorcico: Era un viejo jovial, de mejillas bermejas y ojos habladores, de una malicia ingenua: Deteniéndose en el umbral, exclamó: —¿Qué hago?
Allí se dice que Casio, volviendo la cara a la estatua de Pompeyo, le pidió favor; y Trebonio, con malicia, divirtió a Antonio, y le detuvo fuera de la puerta de la Curia, porque no entrase.
¡Qué cosa más docta y providente que Junio Bruto, que, sabiendo no parecer que sabía, engañó la malicia del tirano...
Lo mismo es publicar un príncipe que tiene entre sus vasallos muchos traidores, que confesar un hombre que tiene muchas enfermedades incurables y ninguna salud; y con la cudicia que a éste le espían los herederos, al otro le atiende la malicia alborozada de los enemigos.
47º Item, dijeron que por cuanto acontece(n) muchas veces que en las casas de los vecinos y moradores de esta Ciudad se llegan algunas personas, ansí hombres como mujeres y mestizos y mestizas con necesidad que tienen, y los tales vecinos y moradores por les hacer bien y limosna los recogen e tienen en sus casas (hasta por) algunos años y tiempo(s) (dilatados), y después los tales (vecinos) se ponen en pedir y piden que los (refugiados) paguen los servicios del tiempo que han estado en las Casas de los que ansí los han recibido e tenido (sustentados); y porque (de) esta (razón la) malicia cese...
A este mismo fin, Excelentísimo Señor, con la ocasión de haber bajado juntos de Quito y vivido en una casa en esta Ciudad y comido a una mesa, como parecieles y amigos, unió su voluntad con la de Don Sebastián García, Juez despachado de segunda instancia a esta Ciudad a influencias del dicho Don Domingo de Iturri, quien, asimismo, para dar crédito a sus informes y hacer cuerpo de delito de crimen, cuando deben ser premiados por su valor, dispuso se introdujese aparte en la causa fulminada/culminada al dicho Gobernador Don Sebastián García, quien por vía informativa se adelanto en su informe no tan solamente a acreditar la aflicción de voces del dicho Don Domingo, si no que paso su malicia a calu(m)niar a los Vecinos...
Es tan antigua como depravada la malicia que han ido alimentando los en los ánimos de aquella dócil ,con el fin de que, disipadas sus discordias, los nacionales tuviesen más mano en despótico poder, proponiéndoles facilísimos pretextos para hacer naturaleza del odio, que el antiguo Arabu, en el libro 3, cap.
Y estaba la estancia llena De vil y soez canalla Que siempre deleites halla En la pesadumbre agena. Se hizo notar con malicia De aquel juicio lo imparcial, Pues hasta la sangre real Se entregaba á la justicia.
Un adolescente es un ser con características propias: expectación, duda, ingenio, atrevimiento, ocurrencias geniales, poemas de amor, ensoñaciones, osadía, malicia inocente, vergüenza, erotismo, sed de ternura, anhelo de comprensión, deseo de conocer, ser tomado en cuenta, llevar la contraria, ensimismamientos, lágrimas furtivas, ansias de impregnarse con la vida, de rebelarse, de cantar, de gritar, de correr, de bromear, de aventurar, de probar sus fuerzas, de investigarse.
Después de haberlo hecho llenar lo apuró Alcibíades el primero y en seguida lo hizo llenar para Sócrates, diciendo: -Que nadie vea malicia en lo que hago, porque Sócrates bebería tanto como quisiéramos y nunca se emborracharía.