manar

(redireccionado de manaban)
También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • verbo

Sinónimos para manar

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para manar

abundar

Sinónimos

Ejemplos ?
Ella, como estaba muy triste, con sueño muy temeroso, apretó la cara con la ropa, y durmiendo le manaban tanto las lágrimas, que bañaba la cama, y despertó muy espantada del reposo que tenía sin holganza, así como si despertara espantada de un gran trueno; y tornando a su lloro comenzó a dar aullidos y gritos muy largamente, y rompida la camisa, se daba de bofetadas con las manos en la cara.
A pesar de lo cual, pasó primero el doradillo, diez varas antes que el picazo, y el gaucho se calmó como leche retirada del fuego, alcanzando sólo a decir, al rato largo: -¡Pero vea que lo ha ganado fiero! Ahora, manaban los parejeros.
Las quatro fuentesclaras que del prado manaban, Los quatro evangelios esso significaban, Ca los evangelistas quatro que los dictaban, Quando los escriben, con ella se fablaban.
Allí, sin ella merecerlo, expiar los castigos de la lengua 670 de su madre a Andrómeda, injusto, había ordenado Amón; a la cual, una vez que a unos duros arrecifes atados sus brazos la vio el Abantíada –si no porque una leve brisa le había movido los cabellos, y de tibio llanto manaban sus luces, de mármol una obra la habría considerado–, contrae sin él saber unos fuegos 675 y se queda suspendido y, arrebatado por la imagen de la vista hermosura, casi de agitar se olvidó en el aire sus plumas.
Daban olor sobeio las flores bien olientes, Refrescaban en omne las caras e las mientes, Manaban cada canto fuentes claras corrientes En verano bien frias, en yvierno calientes.
El proyecto tenía ámplias expectativas ya que contemplaba el desmontaje de la espadaña, pieza a pieza, debidamente numeradas para descargar los cimientos de peso y pasar posteriormente al recalce de toda la cimentación y la desviación de cinco fuentes de agua que manaban de su interior.
Es probable que el nombre se debiera a alguna de las fuentes que manaban en las inmediaciones de la población, aunque, poco probable, hay quienes piensan que también podría deberse al embalse conocido actualmente como Mar de Ontígola.
La riqueza que trajeron estos vecinos hizo que Jauja tomara nuevamente renombre y se reforzara la leyenda del "país de Jauja" donde se afirmaba que de los ríos manaban leche y de los árboles, buñuelos.
En la plaza del pueblo había una fuente de dos caños inmensos que manaban un caudal del agua abundante, aunque no era apta para el consumo humano.
Dice una leyenda que fue su trato pacífico con los conquistadores españoles lo que entristeció al Cacique Pismanta, que sumido en la tristeza se retiró a unas cuevas en Angualasto a esperar la muerte; poco después se oyó una terrible explosión y al llegar los pobladores solo encontraron una grieta de la que manaban aguas termales.
En la primera ala, dispuso de mesas repletas siempre de los más deliciosos manjares, renovados continuamente cuando se enfriaban. También se incluyó los más delicados vinos y los mejores licores que manaban de cien fuentes que nunca se secaban.
Origen: Nace en el lugar donde 200 fuentes manaban en el mismo corazón de la ciudad, dando lugar al nacimiento del río Pader, que después de un curso de sólo 4 km, desemboca en el río Lippe y es considerado el río más corto de Alemania.
El origen de Honrubia es incierto, pero se cree que surgió durante la repoblación de Alfoz de Alarcón, en un lugar de tierras fértiles y donde manaban manantiales y fuentes, y que era cruce de caminos, ya que por allí pasaban una cañada real, el camino real desde la Mancha hacia Cuenca y el bajo Aragón, el camino militar de Madrid a Valencia y una antigua calzada romana que partía de Minaya e iba hacia Valeria.
Otro de los símbolos nacionales que formó parte de las monedas de curso legal, fue una alegoría en que en un escudo circular se representaban cada uno de los 5 departamentos de la manera siguiente: Arequipa (extremo derecho), un volcán (Misti) con una estela humeante saliendo desde su cráter. Ayacucho (extremo inferior del escudo), por un cuerno de oro, del cual manaban las riquezas minerales de los Andes.
Otro yacimiento importante de esta misma naturaleza es la situada cerca del paraje de Los Cortijos o los Ojos de la Fuente, antiguo lugar desde donde manaban las famosas fuentes.
En esta procesión se porta a la virgen a Los Cortijos, sitio que se encuentra a dos kilómetros de Fuente Librilla, en un lugar donde siglos antes manaban las fuentes de agua que dieron nombre a esta bella pedanía.
En octubre, las fuentes de su Villa Montalto, sobre el Viminal, manaban agua y a finales de año el agua Felice alcanzaba la más alta de las colinas romanas, el Quirinal, de forma que se pudieron iniciar las obras para la fuente de Montecavallo, entre las dos estatuas colosales de los hermanos Cástor y Pólux, y para la fuente de Santa Susana, en Porta della vigna dei Ponziani, en la actual plaza de San Bernardo.
Paradójicamente, Huelva se encontraba con que la mayor parte de estas fuentes estaban ya prácticamente secas, por lo que incluso se había hecho necesario abrir los propios depósitos para un mejor acceso a la poca agua que manaban.
Estos pobladores aseguran que su río era uno de los cuatro que manaban del Edén, el Paraíso bíblico de tiempos del principio del Mundo.