manantial

(redireccionado de manantiales)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para manantial

Sinónimos para manantial

fontana

Ejemplos ?
En el extremo del horizonte, cuando se llega, nos encontramos delante los robles del bosque de Argueil, y las escarpadas cuestas de San Juan, atravesadas de arriba abajo por anchos regueros rojos, desiguales; son las huellas de las lluvias, y esos tonos de ladrillo, que se destacan en hilitos delgados sobre el color gris de la montaña, proceden de la cantidad de manantiales ferruginosos que corren más allá en el país cercano.
A la vera del último con los de esta serie, con ellos en el centro de un reducido anfiteatro de cerros pelados en sus cimas, se veían surgir, reborbollando, los copiosos manantiales del famoso río que, después de formar breve remanso, como para orientarse en el terreno y adquirir alientos entre los taludes de su propia cuna, escapaban de allí a todo correr, a escondidas de la luz, siempre que podían, como todo el que obra mal, para salir pronto de su tierra nativa, llevando el beneficio de sus aguas a extraños campos y desconocidas gentes y pagando, al fin de su desatentado curso, el tributo de todo su caudal a quien no se le debe en buen derecho.
Y eso no era todo. Por aquel país, hasta de las piedras del camino salían los manantiales; pero en el palacio no había agua. La gente del palacio se lavaba las manos con cerveza y se afeitaba con miel.
Orejas hay allí que parecen untadas de asiento de chocolate; pies tomaditos de carrumia y faltos de uñas si no es que el bicho aquel se los tenga purulentos y manantiales.
Allí de la tierra sombría, del tenebroso Tártaro, del ponto estéril y del cielo estrellado están alineados los manantiales y términos hórridos y pútridos de todos, y hasta los dioses los maldicen.
Tal vez descubrirán la eternidad de mi extendido abrazo en las aguas que brotan jugueteando ondas de nacientes manantiales, o en la espuma hecha de cantos altaneros de cascadas, o en la timidez rodante de una gota de rocío...
¡Oh lluvia silenciosa sin tormentas ni vientos, Lluvia mansa y serena de esquila y luz suave, Lluvia buena y pacífica que eres la verdadera, La que amorosa y triste sobre las cosas caes! ¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas Almas de fuentes claras y humildes manantiales!
¿Quién pudiera entender los manantiales, el secreto del agua recién nacida, ese cantar oculto a todas las miradas del espíritu, dulce melodía más allá de las almas?...
Ríos.- Un rio sin nombre propio (llamanle el rio Puerto Viejo) pasa pegado a la Ciudad; corre 26 leguas desde su principio, 20 hasta Puerto Viejo, y 6 hasta entrar en el Mar del Sur; procede de manantiales.
Todos estos lugares tienen aberturas en varios sitios en su fondo y se comunican entre sí por galerías, por las cuales corre como en recipientes una enorme cantidad de agua, ríos subterráneos de caudal inagotable, manantiales de aguas frías y otros de calientes, ríos de fuego y otros de fango, unos más líquidos y otros cenagosos como los torrentes de fango y fuego que en Sicilia preceden a la lava.
Fragmento) 1919 La sombra se ha dormido en la pradera. Los manantiales cantan. Frente al ancho crepúsculo de invierno mi corazón soñaba.
Y, ya a última hora, se ha querida remediar el olvido con un decreto lamentable, espuma de la frivolidad oficial, ejemplo doloroso de cómo pueden cegarse, en las esferas del Poder, los manantiales de la sensibilidad.