manchar

(redireccionado de manché)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para manchar

Ejemplos ?
Cinco años más tarde, en 1633, los choles del Manché se rebelaron infructuosamente contra el dominio español. En 1695, partió otra expedición militar, esta vez desde Guatemala, rumbo al lago Petén Itzá; a esta la siguieron misioneros provenientes de Mérida en 1696, y, en 1697, la expedición de Martín de Urzúa, que salió de Yucatán y que resultó en la derrota final de los reinos independientes del centro de Petén y su incorporación en el Imperio español.
El flujo constante de fugitivos que huían de los territorios bajo dominio español para buscar refugio con los itzaes estaba privando de mano de obra reglamentada al sistema colonial de la encomienda. En 1596 los primeros misioneros católicos entraron en el sur del Petén para convertir a los choles del Manché y mopanes.
En 1628, los choles del Manché en el sur fueron puestos bajo la administración del gobernador colonial de Verapaz, como parte de la Capitanía General de Guatemala.
Otros grupos cuyos territorios se encontraban en el Petén eran los quejaches, acalas, choles del Lacandón, xocmós, chinamitas, icaichés y choles del Manché.
Morán favoreció un enfoque más duro para la conversión de los manché y trasladó soldados españoles a la región como protección contra las incursiones de los itzaes que venían del norte.
Se considera posible que los itzaes, preocupados por los avances españoles en su territorio, instigasen la rebelión manché que tuvo lugar en la Cuaresma de 1633.
Entre 1685 y 1689, los quekchíes de Cobán y Cahabón se vieron obligados a ayudar a los españoles en sus expediciones armadas contra los choles del Manché y en el reasentamiento forzoso de estos en Verapaz.
Muchos quekchíes huyeron del dominio español en Verapaz para refugiarse entre los lacandones y choles del Manché. Estos fugitivos fortalecieron los vínculos existentes entre los choles independientes y los mayas bajo control español en Verapaz; El constante flujo de la población maya entre la región colonizada de Verapaz y la zona independiente en el sur del Petén resultó en un proceso de sincretismo religioso que las autoridades religiosas españolas no lograron detener.
De 1692 a 1694, los frailes franciscanos Antonio Margil y Melchor López desarrollaron actividades de conversión entre los choles del Manché y del Lacandón.
por ejemplo, los choles del Manché del período de la conquista intercambiaron cultivos de prestigio como cacao, achiote y vainilla en el área colonial de Verapaz.
A partir de mediados del siglo, la orden de los dominicos se había encargado de la conversión pacífica de los choles de Verapaz y del sur de Petén, así como su concentración en nuevos asentamientos coloniales. Los itzaes temían que los choles del Manché, recién convertidos, llevarían a los españoles a Nojpetén.
En 1628 los asentamientos de los choles del Manché fueron puestos bajo la autoridad del gobernador de Verapaz, con el fraile dominico Francisco Morán como su jefe eclesiástico.