mancha


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para mancha

mácula

Sinónimos

rodal

Sinónimos

Ejemplos ?
Según esto, no es de provecho la inocencia ajustada con las leyes, ni la antigua frugalidad, no la potencia de grande felicidad, no la observada abstinencia, no el sincero y puro amor de las letras, ni la conciencia limpia de toda mancha.» Llora Polibio, y advertido con la muerte de un hermano de lo que puede temer en los demás, viene a tener temor en lo mismo que es el consuelo de su dolor.
Juan, llenando una concha de agua pura, la derramó sobre Jesús entera. La voz de Jehová tronó en la altura, y la raza de Adán la mancha impura perdió de su fatal culpa primera.
Mientras la contemplaba, pensé que era la consecuencia de un incendio; pero, ¿por qué no había crecido nunca nada sobre aquellos cinco acres de gris desolación, que se extendía bajo el cielo como una gran mancha corroída por el ácido entre bosques y campos?
En la actualidad aparece como una gran mancha comida por el ácido en medio de los bosques y campos, y los pocos que se han atrevido a acercarse por allí a pesar de las leyendas campesinas le han dado el nombre de "erial maldito".
Releyendo viejas cosas y evocando cosas idas, entre amarillentas rosas y epístolas desvaídas, Encontrarás al acaso entre coplas del camino, como en el fondo de un vaso roto una mancha de vino.
¡Transija usted, pues, y, ya que no acepta que vivamos juntos como dos hermanos (porque el mundo lo mancha todo con sus ruines pensamientos), consienta que le señale una pensión anual, como la señalan los reyes o los ricos a las personas dignas de protección y ayuda...
ajo el manto de estrellas de una noche espléndida y glacial, Roma se extiende mostrando a trechos la mancha de sombra de sus misteriosos jardines de cipreses y laureles seculares que tantas cosas han visto, y, en islotes más amplios, la clara blancura de sus monumentos, envolviendo como un sudario, el cadáver de la Historia.
—formuló al rato. Esto sí; torpeza y sonambulismo de las ideas, cuánto es posible. —No es nada—contesté—. Es la mancha hiptálmica. —¿Mancha? —.
Pues, por vida del licenciado Pascasio Gómez, que a su costa se saquen más de diez cautivos.” Y ansí nos fuimos hasta otro lugar de aquel cabo de Toledo, hacia la Mancha, que se dice, adonde topamos otros más obstinados en tomar bulas.
hiptálmica. La mancha hiptálmica. Éste es mi dormitorio. Mi mujer dormía de aquel lado... ¡Qué dolor de cabeza!... Bueno. Estábamos casados desde hacía siete meses y anteayer murió.
¿No es esto?... Es la mancha hiptálmica. Una noche mi mujer se despertó sobresaltada. —¿Qué dices? —le pregunté inquieto. —¡Qué sueño más raro!
Mi mujer hizo un esfuerzo. —No puedo... No me acuerdo más que del título: La mancha tele... hita... ¡hiptálmica! Y la cara atada con un pañuelo blanco.