mandado

(redireccionado de mandada)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para mandado

inferior

Sinónimos

Ejemplos ?
Nunca nos venís a ver sino una vez en el año, y ésta que venís, Maestre, es por fuerza o por mandado. Vuestra cabeza, Maestre, mandada está en aguinaldo.
Informado por mis ayudantes de campo de haber pasado la tropa del 2º de Línea y una pieza de artillería de montaña mandada por el alférez don Pablo Urízar, hice avanzar al teniente coronel graduado don Bartolomé Vivar, que con la 1ª y 2ª compañía del mismo batallón, se situó de reserva en el centro de nuestra línea.
Los envidiosos de la joya que poseía por mujer, hallando algo que criticar en su garbo y elegancia, lo bautizaron con el apodo de Niño de gonces. La parejita era como mandada hacer.
De esta suerte llegamos a mis dominios. La casa mandada edificar por un virrey, tenía el aspecto señorial y campesino que tienen en España las casas de los hidalgos.
Si la comisión de ingenieros, mandada de Londres por Morrel & Blundell, da un dictamen favorable, sobre las minas de oro que tengo casi negociadas con ellos y que en la mortuoria de mi padre se avaluaron en una suma insignificante, las minas me darán al vendérselas varios millones de francos.
más o menos las fuerzas chilenas no habían avanzado de los alrededores de Chorrillos y me consta que no quedó en este punto ninguna fuerza, ni fue mandada posteriormente, pues el punto más avanzado al ingresar a Miraflores.
Cuando llegó la columna con Ia artillería el Parque estaba ya defendido por el 5º, el cuerpo de Ingenieros, sacado por el teniente Ruiz Díaz, una compañía del 4º mandada por el capitán Calandra, que vino de la Casa de Gobierno, y además como cuatrocientos cívicos arriba de la azotea.
La primera avanzada de Cazadores a Caballo, mandada por el alférez don Juan de Dios Quesada, que buscaba el paso del río para cortar la retirada por el oriente, recibió los primeros disparos, lo que lo hizo detenerse, mientras que otra mitad del mismo cuerpo, a las órdenes del sargento mayor graduado don Rafael Vargas, continuaba marchando en dirección al vado de Carvajal.
Poco más de dos mil peruanos, a las órdenes del general Cáceres, con armamento desigual, escasos de municiones y careciendo de bayonetas, emprendieron desesperado ataque sobre los dos mil chilenos de la aguerrida y bien provista división mandada por el coronel Gorostiaga.
Apoyaba este ataque una pieza de artillería de montaña, mandada por el teniente don Eulogio Villarreal, la que se colocó en una pendiente del cerro Topáter, cuyo pie baña el Loa.
David León, y un poco más avanzada y al pié del corte vertical que sirve de límite al mar, se había colocado otra pieza pequeña, que fué de la Corbeta “Unión”, sistema “Whitwoh”, llamada “el Malcriado” y mandada por el subteniente don Manuel Forcelledo (aún niño, que contaba 17 años de edad).
Una nube negra de cóndores, mandada por él, hace enormes, círculos sobre mi cabeza, y a su presencia las llamas huyen como una bandada de palomas y se dispersan; yo trataba de detenerlas, pero ellas se desgranaban hacia el valle.