Ejemplos ?
XVI.-Prefiere la compañía de los cerdos y el aire de las alcantarillas, que la compañía de los déspotas explotadores y su atmósfera de perfumes. XVII.-Sí mandas: no humilles.
-Sino te lo mando, ¿qué? -Si no me lo mandas, bien pudiera pasar que aluego te arrepintieras. Y dando media vuelta salió Pedro bruscamente de casa del señor Paco el Levantino, haciendo palidecer a la enamorada de Antoñuelo el Gaviota.
Por ello serás respetuoso de la libertad y de la felicidad de tus semejantes en tanto que no se conviertan en abuso o en amenaza en contra de ti, de los tuyos o de tus derechos. Aprenderás a mandar si sabes obedecer, Pero en ambos casos será necesario que sepas por qué obedeces y qué es lo que mandas.
Y, en cuanto a lo cuarto, que por su Paternidad se advierte que será necesario se señale por parte de esta Ciudad algunas Caballerías de tierras de las que hay en este distrito, en que pueden tener alguna huerta de cacao y fruta y un hato de vacas para el regalo y sustento de la casa y que algunas `personas tomen a su cargo el pedir algunas mandas y limosnas para la dicha fundación...
Y, en cuanto al sexto capítulo de ofrecimiento que su Paternidad hace, de que de vuelta de Panamá dejará en esta Ciudad por hacerle caridad como en misión dos Padres o tres para que, sustentándolos la Ciudad o vecinos, desde luego, prediquen, confiesen y lean gramática a los niños y (a)doctrinen los negros en una casa, hasta tanto que venga la licencia de Su Majestad por una u otra vía, y entonces se tome posesión del sitio y se comience a su edificación y se cobren las mandas para el efecto...
Y, para dar principio a esta buena obra y que todos se animen, las personas que se hallaron en este Cabildo, hicieron sus mandas en la forma siguiente: El Maese de Campo Baltazar Malo de Molina, Corregidor de esta Ciudad, mandó cien pesos en reales y diez piezas de madera aserradas en tablas y alfajías, y seis negros que trabajen en la obra quince días; El General Joseffe de Castro mandó doscientas cabezas de ganado y doce docenas de tablas y alfajías por mitad y dos cajones de clavos de escora y media escora; El Capitán Joseffe Ximénez, veinte piezas de madera de deshecho para la obra y (por) quince días dos negros peones.
La mitad de la pensión que pagan todas las herencias ya sean ex-testamento y ab-intestado, no siendo directas forzosas, de las cuotas que señala el artículo 70 de la ley de 10 de agosto del presente año. La misma pensión y de igual cuota que pagarán los legados y mandas, sean de la clase que fueren.
Si obedeces: no defraudes. Si mandas: piensa. Si obedeces: piensa también. XVIII.-Si tu obligación como animal es vegetar; como hombre es pensar, trabajar, amar...
Leyose el testamento de César en público: mandaba en él que su tesoro se repartiese en dar a cada ciudadano de Roma trecientos sestercios, y que asimismo les repartiesen los güertos, granjas y heredades que tenía de la otra parte del Tíber. En oyendo estas mandas, todo el pueblo se encendió en increíble amor y compasión de César.
Leyose en alta voz el testamento de César, y las mandas en que todo su tesoro y posesiones repartía en los ciudadanos, y cómo adoptaba a Octaviano en primer lugar, y en segundo a Décimo Bruto.
¿Me vedas todo trato con el cielo? ¿Me mandas que viva con la cabeza cortada? Soy demasiado mayor, y nacido para cosas demasiado grandes, para ser un sirviente de mi cuerpo, el cual no miro mas que como una cadena tirada entorno a mi libertad.
Ítem, se ordena y mandas que las Fiestas propias de la Ciudad se hagan con la mayor solemnidad posible y no falte ninguno del Cabildo en las vísperas y misas, pena de dos libras de cera para la Fiesta si no fuere con causa legitima (notificada).