Ejemplos ?
El hombre se sonreía, seguro de sí, mientras formulaba la invitación; habló en voz alta y clara. Entonces el dominó se quitó la máscara: era Jorge. - ¿Mantiene el señor general la invitación? - preguntó.
Mientras se aprueba la ley especial, se mantiene en vigencia el régimen previsto en la Ley Orgánica del Distrito Federal y en la Ley Orgánica de Régimen Municipal.
El Estado mantiene un amplio sistema de becas para los estudiantes y proporciona múltiples facilidades de estudio a los trabajadores a fin de que puedan alcanzar los más altos niveles posibles de conocimientos y habilidades.
Si se mantiene el internamiento o la residencia forzosa, el tribunal o el consejo administrativo examinará periódicamente, y por lo menos dos veces al año, el caso de dicha persona, a fin de modificar en su favor la decisión inicial, si las circunstancias lo permiten.
El México profundo resiste estoico los embates del México imaginario, acepta y participa en su corrupción, podríamos decir que hasta con actitudes “cínicas”. Mantiene una actitud de “indio sumiso” cuando tiene que sufrir las consecuencias de la corrupción de las autoridades, instituciones y leyes cualquiera que estas sean, pero al mismo tiempo mantienen una actitud de indio ladino cuando puede usufructuar para su beneficio, la corrupción de la autoridad, las instituciones y las leyes.
Por una parte incorruptible ante lo propio y, sumamente corrupto ante lo ajeno. La corrupción es un “cáncer” que nos mantiene y al mismo tiempo nos impide avanzar.
Seguir manteniendo una actitud de negación ante el México profundo y una actitud de corrupción ante el México imaginario, nos impide la elaboración y consolidación de un proyecto propio y mantiene el proyecto colonial.
Emite las constancias correspondientes. Prepara y mantiene actualizado el padrón electoral. Proporciona al Jurado Nacional de Elecciones y a la Oficina Nacional de Procesos Electorales la información necesaria para el cumplimiento de sus funciones.
En efecto, por la ausencia de un análisis más profundo y descolonizado del fenómeno de la corrupción, la realidad cotidiana se empecina a mantenerse aferrada a este “cáncer” que a pesar de múltiples intentos unos honestos y otros no tanto, por erradicarla de la vida nacional se mantiene vigente.
En cualquiera de estos aspectos cuando se empeña la palabra, tienen mayor peso legal y moral que las leyes de la otra cultura, la dominante. De este modo el ciudadano del México profundo mantiene una doble posición frente a la corrupción.
Para las leyes, instituciones y autoridades del México imaginario tiene una actitud corrupta, casi cínica, tratando de lograr sus beneficios y evitando sus perjuicios, y en cualquier oportunidad poder acceder al poder para utilizarlo en su beneficio personal. Pero al mismo tiempo mantiene una actitud de incorruptibilidad para ese espacio que él siente propio y verdadero.
Todas ellas son componentes de la totalidad mundial de seres humanos, pero a su vez, cada una de ellas, contiene grupos que se identifican o se oponen y les dan la dinámica que las actualiza o las retrotrae; las modifica, las mantiene estáticas o las marca con adjetivaciones específicas de distintos cortes tanto físicos como ideológicos y culturales.