manzanilla


También se encuentra en: Diccionario.
Graphic Thesaurus  🔍
Display ON
Animation ON
Legend
Synonym
Antonym
Related
  • all
  • nombre

Sinónimos para manzanilla

camamila

Sinónimos

Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2022 Larousse Editorial, S.L.

Sinónimos para manzanilla

camomila

Sinónimos

Ejemplos ?
Si no tienes, ni en tu arca, ni en tu bolsillo, algunos de esos tejoletes o algunos de esos papeluchos espirituales, todas las flores te parecerán abrojos, y la Primavera, invierno; los claveles te apestarán como la flor de la sardina; el almoraduj, el serpol, el toronjil y la albahaca, te inficionarán como la ruda; las hojas aterciopeladas de la begonia te punzarán al las manos como si fuesen cardos borrriqueros; al tocar la mimosa púdica creerás tocar aliagas y ortigas; serán para ti como tártago la hierbabuena y la manzanilla...
Maquinalmente, el brazo derecho de Anselmo baja y sube; reluce la hoz, aplomando mies, descubriendo la tierra negra y requemada, sobre la cual, al desaparecer el trigo que las amparaba, languidecen y se agostan aprisa las amapolas sangrientas y la manzanilla de acre perfume.
El agua tembloteaba en el vaso; pero más tembló este en manos de Augusto, que se lo bebió de un trago, atropelladamente, vertiéndosele agua por la barba, y sin quitar en tanto sus ojos de los ojos de Eugenia. –Si quiere usted –dijo ella–, mandaré que le hagan una taza de té, o de manzanilla, o de tila...
Todavía me represento aquel sitio como era entonces..., veo el alto romero siempre florido, el tomate quiteño, el ciruelo y el retamo, a cuyo pie crecían en alegre desorden, en medio de las piedras arrancadas para darles holgura, algunas plantas de malvarrosa, muchos rosales llamados de la alameda, de Jericó, etc.; a la sombra de estos se extendía mullida alfombra de manzanilla, trinitarias matizadas y olorosas (los pensamientos que reemplazan ahora las trinitarias no tienen perfume), y un fresal entre cuyas hojas me admiraba de encontrar siempre alguna frutilla.
La manzanilla crece cerca de la mar, siendo naturalmente árbol tan enano, que sus ramas por cortas que sean tocan al agua; lleva un fruto en algún modo semejante a las camuesas odoríferas, mas de cualidad muy venenosa, porque habiendo comídolas alguno, muda el color y una tan ígnea sed le sobreviene que todo el agua del Tajo no es bastante de refrescarle, con que rabiando en muy poco tiempo muere.
Mira, tú lo preparas todo; yo encargaré la cena. Tendremos manzanilla, champagne, cognac, y luego te daré diez duros para un par de botas.
Te lo ruego». Para atender a esta indicación, necesitaba Manolo renunciar a probar gota de manzanilla ni de coñac. Y lejos de abstenerse prudentemente, continuó entregado, en unión de su alborotadora trinca, a la alegría corta y absurda que determina la embriaguez.
Entre los árboles medicinales se hallan el brasilete, manzanilla, el que destila la goma Elemi; Lignum Guayacum o palo santo; Lignum Aloes o palo de acíbar; Cassia lignea o caña fístula; Radix Chinae o raíz de quina.
Ríen con la risa del castañeteo, Vuelan con el vuelo de la seguidilla, Y hablan del hechizo que en el culebreo Ponen las sultanas de la manzanilla.
ROPOSICION DEL DIPUTADO VICTOR MANZANILLA SCHAFFER DEL PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL EN APOYO AL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL GUSTAVO DIAZ ORDAZ CON MOTIVO DE LOS HECHOS OCURRIDOS EL 2 DE OCTUBRE DE 1968 "Honorable Asamblea: La Nación ha sido testigo de los lamentables acontecimientos que a partir del 26 de julio anterior, se han producido en la capital de la República.
El curita, que era un socarrón de encargo, empezó por endulzar al sacristán con un par de cañitas de manzanilla y unas copas del tinto de Rota, y luego lo hizo firmar un contrato con arreglo al cual el párroco le pagaría semanalmente seis reales vellón por cada repique, pero en cambio el campanero pagaría al cura dos reales vellón por cada doble.
En estos parajes sombríos, primitivos y salvajes, los CAÑARIS, durante su tránsito, encontraron cariñosa hospitalidad y atracción, por sus milagrosas producciones vegetales, como la guayusa, la hierba luisa, manzanilla silvestre, anís y otras tantas raíces y hierbas aromáticas; como granos, frutas, flores; maderas recinosas, cortezas medicinales como el condurando y la cascarilla.