maravillar

(redireccionado de maravillan)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para maravillar

Ejemplos ?
Pero lo turístico no es solo eso, además para disfrutar de las cascadas se tiene que hacer un recorrido a pie por un sendero que atraviesa un bosque de apariencia siniestra, pero que se convierte en una aventura imposible de perdérsela, ahí se encuentra el visitante con una gran diversidad de flora y fauna que maravillan sus ojos, su mente y su espíritu.
Luego, Evandro envía a Eneas con su hijo Palante a buscar más alianzas. Posteriormente, ya Eneas recibe las armas prometidas por su madre y todos se maravillan de ellas.
"Me maravillan las empresas que han aprendido a hacer de la innovación una rutina porque están permanentemente construyendo el futuro".
Comienza entonces un largo viaje en el que visita los mejores museos instalándose en Madrid donde obtiene el título de copista del Museo del Prado. Es en esa época en la que realiza retratos que maravillan a visitantes y turistas.
El parque recibe miles de visitantes al año que se maravillan de las figuras antiguas de Buda, los edificios del palacio y los templos.
Y a los que no se les enseña, acaso, no lo creen; y si lo creen, se maravillan de lo que no han visto por experiencia; y si, acontece observarlo experimentalmente, todavía se admiran de lo raro y particular; más la continua y ordinaria experiencia paulatinamente nos va quitando el motivo de la admiración.
Unos se maravillan en vista de la funesta ofrenda consagrada a la virginal Minerva, y se pasman de la enorme mole del caballo, siendo Timetes el primero en aconsejar que se lleve a la ciudad y se coloque en el alcázar, ya fuese traición, ya que así lo tenían dispuesto los hados de Troya; pero Capis, y con él los más avisados, querían, o que se arrojase al mar aquella traidora celada, sospechoso don de los Griegos, o que se le prendiese fuego por debajo, o que se barrenase el vientre del caballo y registrasen sus hondas cavidades.
l señor don Emilio Cotarelo es un erudito de notable ingenio y de muy buen gusto, a quien debemos estar agradecidos y dar grandes alabanzas los aficionados a la amena literatura y a todas las artes de la palabra. Sus libros nos maravillan por la diligencia y el tino con que el autor ha sabido recoger noticias.
Plogo a Mío Çid & a todos sos vassallos: «¡Aún si Dios quisiere & el Padre que está en alto amos los míos yernos buenos serán en campo!» Esto van diziendo & las yentes se alegando, en la ueste de los moros los atamores sonando; a maravilla lo avíen muchos dessos christianos ca nunqua lo vieran, ca nuevos son legados. Más se maravillan entre Diego & Ferrando, por la su voluntad non seríen allí legados.
Por doquiera aparecen miles de variados objetos que como por arte de magia, maravillan con lo que pueden lograr: microscopios, telescopios, televisores, discos, videocaseteras, jeringas o rociadores de pinturas.
Letras grandes y griegas, pautar y apuntar, así canto llano como canto de órgano, hacen muy liberalmente, y han hecho muchos libros de ello, y también han aprendido a encuadernar e iluminar, algunos de ellos, muy bien, y han sacado imagen de planchas de bien perfectas figuras, tanto que se maravillan cuantos las ven, porque de la primera vez la hacen perfecta, de las cuales tengo yo bien primas muestras.” La Crónica Mexicana de Fernando Alvarado Tezozómoc también hace referencia velada a aquellos “libros” donde los tenochcas aprendían.
Preguntan a un transeúnte, que les dice que vayan por la vía romana VII. Los dos amigos se maravillan de la cantidad de carros que hay en la calzada.