maravillar

(redireccionado de maravillas)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para maravillar

Ejemplos ?
Preciso ha sido que el genio y la constancia de Humboldt mostrasen al mundo las maravillas que por tres desgraciados siglos habían mirado los españoles con indiferencia: preciso ha sido, que un sabio y laborioso francés desenvolviese y aclarase las investigaciones de Azara, para que llegasen a alcanzar la importancia que tienen en el día, como acertadamente se ha dicho ya entre nosotros.
-Quieres hacerme víctima de un maleficio, dijo Agatón a Sócrates, y turbarme haciéndome creer que esta asamblea está nerviosa esperando que me va a oír decir verdaderas maravillas.
Ninguno copiaba modelos gastados o envejecidos; pues la Naturaleza, ese monstruo que, según la Bruyere, goza en devorarse a sí mismo, no envejece nunca y en cada nuevo sol, la autora, el océano, la soledad imponente de los bosques, las maravillas del cielo, sereno o tempestuoso, los crepúsculos, el canto de las aves que convierten en arpas los árboles, el volcán con sus nieves eternas, las montañas con sus ventisqueros pavorosos, y las llanuras con alfombra de mieles cuajadas de espigas, todo cuanto decora y puebla nuestra vivienda universal, parece que nace en las montañas para esconderse y dormir bajo el manto estrellado de la noche.
Pero nosotras estamos aquí, como todas las muñecas, para defenderlos y evitar tal fechoría. ¡HASTA LUEGO BIBLIOTECA DE LAS MARAVILLAS!
He realizado el anhelo más grande que todo hombre culto siente al mirar sobre este globo de tierra. ¡Oh qué maravilla de las maravillas!
A este nombre, glorioso en todo el universo, y que ningún hombre consagrado a Dios desconocía ya, por ir unido a cien cuadros místicos, verdaderas maravillas del arte, el rostro pálido del Prior se enrojeció súbitamente, y sus abatidos ojos se clavaron en el semblante del extranjero con tanta veneración como sorpresa.
(Y alguno que otro adulto) Primera Edición 1993 En recuerdo de Edward Lear, pionero del sin sentido… LA BIBLIOTECA DE LAS MARAVILLAS Hoy la descubrí a cinco calles de mi casa.
-Voltee sorprendido y cuál no sería mi sorpresa cuando descubrí a Peter Pan que junto con Alicia me saludaban muy amables diciéndome: -Bienvenido a la biblioteca del País de las Maravillas.
Esto es, intentar romper con las timideces que el “star system” nos ha impuesto; ahogar en el anonimato el rasgo creativo de cada ser humano ante la imposición de “modelos”, “estereotipos” comercializados, sobrevalorados y prostituidos; agrandados en su real dimensión por los medios deformativos para creer en maravillas humanas que no lo son.
-¿Todo eso hay en la Biblioteca de las Maravillas?- pregunté admirado- A la par, Alicia y Peter me respondieron: -¡Esto y mucho más!- -¡Claro que sí!- respondió un coro de fantásticas voces salidas de los libros.
En cambio QUETZALCOATL, con su fascinante inteligencia creadora y con el ejemplo que ponía de sacrificio, de ayuno, de perfeccionamiento, de humildad y de virtud, todo lo llenaba de maravillas: Aquí vasijas, allá libros pintados, acullá pirámides majestuosas.
Tus ojos deben estar bien abiertos para comprender las maravillas de las artes TOLTECAS: El arte de los plumajes bordados de colores; el arte de los tejidos, cómo se entreveran los hilos, cómo se tiñen, cómo se urden las telas, cómo se hace su trama, como se ajusta.