maravillar

(redireccionado de maravillo)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para maravillar

Ejemplos ?
Ya sea a pie, en bici, quad o caballo -que podrá alquilar junto a guías y monitores- disfrutará de un paseo de hora y media que se pasará volando gracias al disfrute del maravillo paisaje que allí se contempla.
En el río, esto es más evidente que en el hombre, pero no es más rápido el curso que se nos lleva también a nosotros, y por eso me maravillo de nuestra locura de estimar tanto y tanto esta cosa huidiza que es el cuerpo, y de temer que no nos morimos, siendo así que todo momento es loa muerte de nuestra condición anterior.
Quiero vivir contenta y olvidallo y aquí donde me hallo recrearme; aquí quiero acostarme, y en cayendo la siesta, iré siguiendo mi corcillo, que yo me maravillo ya y m’espanto cómo con tal herida huyó tanto.
De contino estás asmado, triste, flaco, sin virtud. No gozas la juventud: yo de ti me maravillo. — Después que por mi pesar desposaron a Bartola, jamás una ora sola en gasajo pude estar.
Ya no me maravillo si desde la primera infancia nos convienen todos los males, ya que crecimos entre los execrables ruegos de nuestros padres.
Contra el amor no hay presidios: mas donde sobran toqueras, y hay tornos que abren resquicios y sobornan agujeros, sin razón me maravillo.
Jesús ha dicho: Si la carne ha llegado a ser por causa espiritual, es una maravilla, mas si espíritu por causa corporal, sería una maravilla maravillosa. No obstante me maravillo en esto que esta gran riqueza ha morado en esta pobreza.
Con mucha facilidad salí un águila en esto.» CIPIÓN.—No me maravillo, Berganza; que, como el hacer mal viene de natural cosecha, fácilmente se aprende el hacerle.
No me maravillo a fee que los árboles y las demás plantas por faltarles el agua, que es su comida, están tan tristes que, en lugar de desmelancoliçarnos, nos hazen partícipes de su tristeza.
Generales todos eran aquí y, sin embargo, me maravillo de lo bien que me entiendo con los militares, el entusiasmo con que aceptan nuestros puntos de vista, el interés.
Entre la ría y los nogales que preceden a la casa había una cuestecilla, y a mitad de la cuesta, en un rellanito sombreado por unas matas de avellano, sauce, maravillo (alheña) y zarza-raya (zarza rosa), había una fuente muy fresca, cuyo perenne chorro se deslizaba por una teja.
Que por su beneficio soy vaquero, y canto, como ves, pastorilmente lo que me da contento y lo que quiero. Mel.- No te envidio tu bien; mas grandemente me maravillo haberte sucedido en tanta turbación tan felizmente.
Y a par le dijo el duque a Ariodante estas mismas palabras u otras tales (que amigos fueron ellos dos bastante antes de por Ginebra ser rivales): --Me maravillo-- comenzó mi amante-- que, habiéndote entre todos mis iguales tenido en gran respeto y siempre amado, yo sea ahora de ti tan mal pagado.
Yo bien sometería mi albedrío, si yo en tu grado fuese, y tú en el mío-- «--Y yo-- Ariodante dijo confïado-- de ti me maravillo mayormente, pues antes fui yo de ella enamorado que tú la hubieses visto solamente; y sé que sabes que es su amor en grado que más no puede ser como hoy ardiente: así mi esposa ser sólo reclama, y sé que sabes tú que no te ama.
" Es del cielo, pasa a través de mi cuerpo y sale por mis dedos convirtiéndose en una composición. A veces me maravillo. Nunca practico.
En el 2015 se celebró su 9 versión sobresaliendo desde su gran inauguración hasta su cierre en diferentes escenarios de la ciudad, con más 13 compañías nacionales e internacionales invitadas, donde el ballet clásico, la danza contemporánea Y el flamenco se toman Cali y hacen de la ciudad de la salsa un maravillo lugar para un gran encuentro dancistico con la participación de las mejores compañías del mundo, la Escuela y la Compañía de INCOLBALLET, con gran acogida del público, lo cual ha hecho que se lleve a diferentes municipios del departamento del valle como Roldanillo, Jamundi y Palmira.
Me maravillo por la cruda realidad con que el autor presenta la vida de un pueblo a través de las peripecias de nuestro Montemayor”.
BERGANZA.—Eso fuera ansí si yo estuviera en mi primera ignorancia; mas ahora que me ha venido a la memoria lo que te había de haber dicho al principio de nuestra plática, no sólo no me maravillo de lo que hablo, pero espántome de lo que dejo de hablar.