marchar

(redireccionado de marchó)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para marchar

caminar

Sinónimos

funcionar

Sinónimos

irse

Sinónimos

Sinónimos para marchar

Ejemplos ?
Su legítimo dueño le ve, pero, como se comprende, no se atreve a llamar la atención sobre el acto en presencia del tercer personaje que estaba a su lado. El ministro se marchó dejando su carta, que no era de importancia, sobre la mesa.
¡Vaya modo de trotar! Y marchó directamente al pantano del fondo, a la vivienda del chotacabras. -Están ustedes invitados a la colina esta noche -dijo-.
¡Y bien que le vinieron al mozo! Se marchó en volandas, se compró una nueva bata y se fue al bosque, donde se puso a componer un cuento.
No volverá, y mi hermana no se atreverá a preguntarme por él. Luego, con los pies, acumuló hojas secas sobre la tierra mullida, y se marchó a su casa a través de la noche oscura.
Y a ti vinieron los siete caballos y entraron los siete por tus siete estrellas y tus siete heridas se te iluminaron cuando detuviste tu carrera, porque un hombre triste se aferró a tu lomo, y sentiste sus manos fuertes como dos riendas y marchaste con el hombre triste que te pesaba como un mundo... ¡y tan pequeño como era! y así fue que en tu espalda marchó Alonso Bolívar y fuiste el Rocinante de los ríos de América...
Despues de ejercitar su lápiz en el Gil Blas y otros periódicos de su ralea, Ortego marchó á París, y en aquella Babilonia de la civilizacion moderna acabó de extraviarse, halagado por el aplauso de los sectarios que veían con gusto á un español maldiciendo de las glorias de nuestros exclarecidos artistas, que en pintar la vida monacal no han tenido rival en Europa.
Se las arregló para recibir bajo su cuidado y en su casa a cierto número de señoras y niños y entonces se marchó a Valparaíso con pocos días de aviso al recibir un telegrama el que, estoy seguro, había sido arreglado anticipadamente.
El gran farol de hierro estaba encendido, y un hombre marchó delante de nosotros franqueando otras puertas, que francas se quedaban mucho después de pasar.
Míster Jones obtuvo su tornillo y volvió. Para acortar distancia, desde luego, evitando la polvorienta curva del camino, marchó en línea recta a su chacra.
Dichas estas verdades de a folio, recomendó muchísimo y hasta con pesadez (sin duda por conocer bien a las hijas de Eva), que cuando el herido recobrase el conocimiento, no le permitieran hablar, ni le hablaran ellas de cosa alguna, por urgente que les pareciese entrar en conversación con él; dejó instrucciones verbales y recetas escritas para todos los casos y accidentes que pudieran sobrevenir; quedó en volver al otro día, aunque también hubiese tiros, a fuer de hombre tan cabal como buen médico y como inocente orador, y se marchó a su casa...
Pegaso, levantando el vuelo y abandonando la tierra madre de rebaños, marchó a la mansión de los Inmortales y allí habita, en los palacios de Zeus, llevando el trueno y el rayo al prudente Zeus.
pregunté, y el peregrino: -Soy el Dolor, me dijo, y poco a poco se alejó en las revueltas del camino. Marchó de cara al moribundo día, hacia el lejano resplandor postrero, y a manera de sol que se moría, su planta iba sangrando en el sendero.