marchar


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo
  • pronominal

Sinónimos para marchar

caminar

Sinónimos

funcionar

Sinónimos

irse

Sinónimos

Sinónimos para marchar

Ejemplos ?
Recapitulando en venturosa síntesis los agravios y los anhelos que flotaban sobre el campamento en marcha del San José, alguien, no se sabe ni se sabrá probablemente quién, jamás, sobreponiéndose a la sugestión aplastante de la hora de duelo, indicó el nuevo camino, el verdadero camino por donde debía marchar holgada la multitud oriental que avanzaba deprimida y a ciegas.
del 18 del pasado mayo, de haber llegado mi convocatoria pidiendo dos diputados por ese pueblo y uno por cada cual de los pueblos de la campaña que deberán marchar al congreso que debe formarse de todo el Entre Ríos en el Arroyo de la China Coopere V.S.
y entanto nos vemos sin esperanzas y desnudos los hombre q.e están al frente del enemigo esto es una verdad incontestable yo ya estoy tan cansado, no cansado, agitado q.e me dan impulsos de hacer tocar llamada y marchar sobre los enemigos o hacer mi renuncia p.a que nunca la Nación tenga q.e decir q.e Lavalleja a originado males a la patria” .
Después narra el comisionado al general Rodríguez, las incidencias habidas en el transcurso de sus diversas entrevistas con Lavalleja y la Sala, hasta puntualizar que en la última verificada con aquél, recibió de sus labios las siguientes manifestaciones: “Que estaba decidido a cumplir con todo lo convenido con respecto á marchar él y el egército (oriental) al de operaciones (republicano); pero que nombraría con arreglo a la Ley de la Provincia un Gobernador Delegado que mandase en su ausencia mientras durase la guerra.
En los días augurales del “golpe de Fontezuela” Artigas, seguido de un ejército de orientales (en sentido amplio) y santafesinos, disponíase a marchar contra Buenos Aires a fin de ayudarlo a constituirse también en “Pueblo Libre”.
Parece una ocurrencia un poco extraña y hasta incongruente tratar de concebir una historia con arreglo a la idea e cómo debía marchar el mundo si se atuviera a ciertas finalidades razonables; parece que el resultado sería algo así como una novela.
Y el pintor (así me llamaban), como era entonces un joven alegre y había de marchar en el mismo día, encontró muy oportuno aturdir a aquella impertinente con una absurda leyenda.
Así me inicié en su factoría. Pero nuestras relaciones no podían marchar bien. Un día que salimos por el río, cerca de los llamados "rápidos de Stanley", en busca de un cargamento de marfil, después que hubimos adquirido la mercadería y en momentos que los "cazadores" wauas, en sus piraguas, efectuaban en torno de nosotros un simulacro de danza náutica, Farjalla quiso apoderarse por la violencia de una esclava que yo había canjeado por una pistola automática.
Paván, que hoy está en Buenos Aires, a uno que me llamaba tío, residente en su estancia frente a Gualeguaychú, y de quien me había propuesto instruir sobre el estado de las cosas, por la incomunicación en que me hallaba con el ejército y Buenos Aires, en la estancia de don Ángel Mariano Elía, con quien iba a hablar, pero no fue posible marchar a aquel punto por la aparición de Otorguez a mi frente, y por lo mismo comisioné para esta entrevista a don Cipriano Urquiza.
Si Lavalleja en tal momento, y mirando exclusivamente a sus conveniencias e interés personal, se niega a marchar al ejército donde de seguro tendría que sufrir – como sufrió – a la prepotencia unitaria ensoberbecida, ¿qué pasa?, ¿qué hubiera pasado?
Consciente de mi deber, así lo exijo; y pido que el gran conglomerado social -que está pendiente de los actos de esta reunión popular y revolucionaria- se considere ligado al Estatuto de la Revolución, para marchar todos unidos a la conquista de los intereses comunes.
3.° Para este fin su primer voto que pronuncia en ejercicio del derecho de petición es que el Supremo Poder Ejecutivo dimita las facultades extraordinarias de que está investido, pidiendo inmediatamente la convocatoria para la más pronta reunión de las augustas Cámaras, á fin de que éstas se ocupen de los grandes males de la nación, como lo consultó el Consejo de gobierno, oyendo á la vez las peticiones que los mexicanos tengan á bien dirigirle sobre las reformas que deben establecerse, para que la República, libre de abusos en la administración de todos sus ramos, pueda marchar á su felicidad y engrandecimiento.