marchitar


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • verbo

Sinónimos para marchitar

ajar

Antónimos

enflaquecer

Sinónimos para marchitar

mustiar

Sinónimos

  • mustiar
Ejemplos ?
7 Y nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para tenerte; por lo cual escondiste de nosotros tu rostro, y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades.
La última máscara fue arrancada, iba a dejarse marchitar frente al sol." "Tras su explicación no tengo ninguna pregunta más en cuanto al asunto de la liquidación entre el pueblo y los capitalistas," dije.
Curval se ríe de ella, acerca su gran trasero asqueroso y sucio a la encantadora carita, y nos da la idea de un sapo que va a marchitar una rosa.
VI En este valle mísero de llanto, en este áspero, inmundo, estéril suelo, las puras flores que te diera el cielo las ves ¡ay! tristemente marchitar.
Si fracasaba o tenía éxito, no había mucha diferencia en cuanto al efecto que ello tenía para atrofiar y marchitar su vida intelectual.
Corrió a su amado altar, se hincó a adorarle, y al vital resplandor de su bujía aún encontró la imagen de María, y sus flores aún sin marchitar, y a sus pies despidiéndose del mundo que en vano su alma devorar espera, vivió en paz MARGARITA LA TORNERA, sin más mundo que el torno y el altar.
La apertura de las flores es secuencial, abriendo dos flores por día, cuyos estigmas ya están receptivos durante la resupinación y hasta marchitar, 10 a 15 días más tarde.
Otras leyendas hablan de su varita mágica, hecha de madera de acebo, que usaba para marchitar las hojas a comienzos del otoño y para convertirse finalmente en piedra cuando el fin del invierno llegaba.
una arboleda sagrada comienza a marchitar después de haber sido profanada por una pareja de amantes, y solamente el sacrificio de nueve hermanos puede deshacer el mal causado.
1962 (La muerte no puede marchitar, 1959) Dragón profundidades 1965 (La profunda dragón abajo, 1961) El Solitarios, 1982 (La solitaria, 1963) Autor Emeritus (1997) Salón de la fama de la Fantasía y ciencia Ficción (2013) Ciencia ficción Futurianos Edad de Oro de la ciencia ficción Frederik Pohl Isaac Asimov Ray Bradbury
La Arcadia fue una reacción al secentismo, pero una reacción que sólo tuvo éxito en empobrecer y marchitar aún más la literatura italiana.
Estos poderes mágicos dependen fuertemente de la "adoración de sus seguidores" y por lo tanto están directamente ligados a la popularidad de sus programas de televisión. Mojo también es una fuerza de la muerte y la corrupción; su toque puede marchitar plantas y envejecer a humanos.