marcial

(redireccionado de marciales)
También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para marcial

militar

varonil

Antónimos

Ejemplos ?
X Entra a ceñir tus lauros, y contigo los bravos campëones que fueron el terror del enemigo: ya os espera la ansiosa muchedumbre, collados coronando hasta la cima e hinchendo inquieta los vecinos valles; de la opulenta Lima ledos hollad las alfombradas calles: cada privado hogar con puerta ornada por vistosa flotante colgadura, cual rostro amigo, sonreír procura a vuestra fausta victoriosa entrada: al son del atambor y los marciales pomposos instrumentos y al excelso clamor de las campanas...
Juntos compartimos los azares de la guerra, la desolación de nuestros hogares, el derramamiento de sangre de nuestros hermanos, y los toques marciales de los clarines de la victoria.
De los delitos cometidos por los miembros de la fuerza pública en servicio activo, y en relación con el mismo servicio, conocerán las Cortes Marciales o Tribunales Militares, con arreglo a las prescripciones del Código Penal Militar.
13°) No considerando útil al estado de indigencia y devastación en que están envueltas las provincias de Santa Fé, Entre Ríos y Corrientes por dilatadas guerras civiles que han soportado a costa de sangre, desembolsos, ruinas y sacrificios de todo género, su concurrencia al diminuto Congreso reunido en Córdoba, menos conveniente a las circunstancias presentes nacionales, y al de separarse la de Buenos Aires, única en regular aptitud respectiva para sostener los enormes gastos de un Congreso, sus empresas marciales y en sostén de su naciente autoridad...
Este joven Colegio que a tan temprana edad ya está ubicado entre los más prestigiosos de la Provincia, nació mediante Acuerdo Ministerial N° 1272 de fecha 18 de Abril de 1969 en que, como un niño que da los primeros pasos, con alegría y emoción desbordante sus seis Profesores junto a las cincuenta alumnas fundadoras iniciaron el primer día de clases entonando como ofrenda y promesa a la Patria las notas marciales de nuestro Himno Nacional.
Mas no a vil muerte, sino a noble lucha el peruano valiente se apercibe, y la amenaza escucha con desdeñosa mofadora risa: los marciales aprestos acelera, y con ardiente prisa, del resonante mar en la ribera bélicos aparatos improvisa que, de virtud maravillosa llena, brotar parece la fecunda arena, como si la golpeara de diestro mago la potente vara.
Los millares de patriotas que caían víctimas de esa máquina infernal puesta en manos de las cortes marciales y disparada sin interrupción; los sangrientos cadáveres del inmaculado Arteaga y del heroico Salazar, se presentaban sin cesar a sus ojos, pero vivificados y resplandecientes de gloria, para animarlos al combate anunciándoles el próximo triunfo y conducirlos así a la victoria...
Allá se esconde prostituta infame bajo adornos marciales, y su mano tímida empuña el relumbrante acero, jamás enrojecido en las batallas.
El ataque se hace contra estructuras de control, esencialmente contra las ideas; y la defensa es la invisibilidad -un arte marcial- y la invulnerabilidad -un arte oculto entre los marciales.
Y aunque honor de príncipe se le debiera rendir, no habrá para el difunto fastuosidades, corazas, penachos, sables relucientes, músicas vibradoras ni desfiles marciales.
Fue en tiempo de Ennio y Terencio cuando Roma, fundada por un pastor e ilustrada por labradores, comenzó a degenerar; pero después de los Ovidios, de los Catulos, de los Marciales y de toda esa turba de autores obscenos cuyos solos nombres alarman el pudor, Roma en otro tiempo templo de la virtud, conviértese en teatro del crimen, en oprobio de las naciones y en juguete de los bárbaros.
Habíamos llegado a Santa María y tuvimos que guarecernos en el cancel de la iglesia para dejar la calle a unos soldados de a caballo que subían en tropel: Eran lanceros castellanos que volvían de una guardia fuera de la ciudad: Entre el cálido coro de los clarines se levantaban encrespados los relinchos, y en el viejo empedrado de la calle las herraduras resonaban valientes y marciales, con ese noble son que tienen en el romancero las armas de los paladines.