maricón

(redireccionado de maricones)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para maricón

Ejemplos ?
«El baile de los cuarenta y uno» o «de los cuarenta y un maricones» fue el escándalo más sonado del siglo XX en México. El hecho se refiere a una redada realizada el 18 de noviembre de 1901, durante el mandato de Porfirio Díaz.
En una oportunidad, Madonna dijo que «las mujeres están perdidas sin los maricones» Fernando Bruquetas de Castro escribió en su libro Outing en España: los españoles salen del armario (2000) que «estamos casi seguros que sin los gays, la música de Madonna no habría salido de su cuarto de baño».
Los folletos se titulaban: " We're here, we're queer and we'd like to say hello! " (Estamos aquí, somos maricones y nos gustaría decir hola').
También durante la I Guerra Mundial se usó ampliamente la acusación de «maricones» para desacreditar a todo aquel que se opusiese a los esfuerzos bélicos italianos, incluyendo a los pacifistas.
A nivel local, en 2008, el entonces alcalde de Treviso, Giancarlo Gentilini, apodado el Sheriff, llevó a cabo lo que se ha llamado una «limpieza étnica de maricones», «librando» de homosexuales y lesbianas los lugares públicos en los que se reunían.
" (Estamos aquí. Somos maricones. Acostúmbrense) que pronto fue adoptado por muchos en la comunidad gay americana en sus manifestaciones.
El objetivo era dejar claro a los clientes habituales que los maricones no iban a seguir confinados en los bares de ambiente gay para hacer vida social y hacerse muestras de afecto.
que decía: " Dykes and Fags Bash Back! " ('Bolleras y maricones devolved el golpe'). 28 de abril de 1990, explotó una bomba en el bar gay Uncle Charlie's hiriendo a tres personas.
Inmediatamente Queer Nation movilizó a un millar de homosexuales que marcharon indignados por las calles llevando la pancarta ya mencionada: bolleras y maricones devolved el golpe.
-¡Qué curiosos y terribles crímenes!- dijo ella al mesero que la atendía. -Crímenes de maricones, sin duda. Así son de despechados.
De esta opinión hizo también alarde, por ejemplo, en su canción ¡Mariquitas, no!, en la que se puede escuchar la siguiente letra: «Si Jamaica legalizara las pistolas / para matar maricones, / sería la hostia de divertido».
Popularmente, la denominación para homosexuales se convirtió en «los 175» (175er) y se consideraba el 175 como la «fiesta de los maricones».