mariscal

(redireccionado de mariscales)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para mariscal

veterinario

Ejemplos ?
Entonces yo digo: “Menos mal que aquí el grado máximo que nosotros nos pusimos fue el de Comandante, porque si nos hubiéramos puesto el de general aquí habría como 100 mariscales de campo” (EXCLAMACIONES Y APLAUSOS).
En Francia fueron Napoleón III y su esposa Eugenia; son todos sus ministros de otro tiempo, cortesanos y ex-mariscales, desde Rouher y Bazaine hasta Fleury y Pietri; son los hombres y las mujeres de ese mundo imperial, que han idealizado también y salvado a Francia.
Invadidas aquellas de las armas enemigas, y de la impiedad de sus mariscales...
Sin embargo, la razón por la que Napoleón pudo usar un plan arriesgado fue porque Davout, comandante del III Cuerpo, era uno de sus mejores mariscales, porque la posición de su flanco derecho estaba protegida por un complicado sistema de arroyos y lagos y porque los franceses ya se habían establecido en una línea secundaria de retirada a través de Brunn (Brno).
Por esto último, existe la creencia generalizada de que se trata de una medalla de la Alemania Nazi. Mariscales destacados del ejército alemán, como Helmuth von Moltke y Paul von Hindenburg, Manfred von Richthofen (el Barón Rojo) y Hermann Göring, fueron condecorados con ella.
Me necesita." Este comentario irrita sobremanera a Napoleón, que da por finalizada la entrevista y borra el nombre de Murat de la lista de mariscales, aunque le garantiza el respeto a sus bienes y a su vida como consideración hacia su hermana y sobrinos.
Su cuerpo fue enterrado sin pompa alguna en la iglesia de Pizzo, pero su nombre está inscrito junto al de todos los mariscales napoleónicos en el Arco del Triunfo de París.
Los dos únicos portadores fueron los Mariscales de Campo von Blücher, recordado por haber derrotado a Napoleón Bonaparte en Waterloo, y von Hindenburg, comandante del ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial.
Un asesor afirmó que Napoleón dijo en repetidas ocasiones a sus mariscales: «Caballeros, examinad cuidadosamente este terreno, será un campo de batalla; ustedes jugarán un papel en él».
El 28 de noviembre Napoleón se reunió con sus mariscales en el Cuartel Imperial y estos le informaron de sus dudas sobre la inminente batalla.
El cura habla de seiscientos cuarenta y cinco vecinos, añadiendo cuatro o cinco carreteros y dos mariscales, y especificando tres tejedores de lienzo, cuatro de lienzo y paño y uno solo de paño.
El Ejército Rojo perdió de esta manera a tres mariscales, 11 Comisarios de Defensa, todos los Comandantes de Distrito, los Comandantes y los Jefes de Estado de la Armada y la Fuerza Aérea, catorce jefes de Ejército, sesenta comandantes de Cuerpos, 136 generales de división, 221 generales de brigada, y la mitad de los coroneles.