marmóreo

(redireccionado de marmóreos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • adjetivo

Sinónimos para marmóreo

marmoleño

Sinónimos

Sinónimos para marmóreo

marmolado

Sinónimos

  • marmolado
Ejemplos ?
Más, en verdad, me pluguiera conducirte a una pagoda india, o a un chinesco alcázar de estalactíticas bóvedas de cedro eterno y fragante incrustado de oro y concha, de marmóreos pavimentos que orlaran densas alfombras, de techumbres sostenidas por columnas salomónicas, basadas sobre elefantes de negros pies y áureas trompas, de salones alumbrados por perfumadas antorchas, con son de música y fiesta estremecida su atmósfera; circundados de jardines encantados, de frondosas arboledas, y cascadas espumantes y sonoras; pero, ¡ay, lector!, el Oriente mi errante ingenio abandona y cierra de la Edad Media las caballerescas crónicas, para contarte del siglo de las luces una historia tan tenebrosa y confusa como su luz y sus glorias.
Sobre sus negras mechas Una corona parece arder, Venía flotando en la verdad, Bañado en el fuego del sol. Desde una negra mortaja empiezan Sus brazos marmóreos, Él viene triste y meditabundo, Y su cara está pálida.
Sentado en los marmóreos umbrales del espléndido templo de Febo, César examina las ofrendas de los pueblos y las suspende de las soberbias puertas; van pasando en larga fila las naciones vencidas, tan diferentes en trajes y armas como en lenguas; aquí Vulcano había representado la raza de los Nómadas y los desceñidos Africanos; allí los Lélegas y los Caras y los Gelonos, armados de saetas.
La brisa vespertina arrulla los cipreses de un cementerio, pobre pero solemne; no contiene marmóreos sepulcros, estatuas pomposas, ni ruidosos epitafios que traigan a los vivos la vanidosa idea de los que fueron; no se desfigura allí la gravedad de la muerte con el ridículo aparato de necedad mundanal; pero en cambio se presenta tal como es, lúgubre, terrible, silenciosa.
RITMO Traspasando los escombros de la rima libero los vocablos que la cierran y doy alas a su risa carcelera para que bailen al ritmo de su sola prisa, sin atenerse a conteos de marmóreos mausoleos ni a pedantes represores ni a retóricos censores, de los cachondeos músico-poéticos.
Más modernamente se cortaba el mármol con un cable de acero que corría por todo el frente de la cantera, cruzando la "plaza" de la misma de lado a lado de un cable de acero helicoidal, luego, para los cortes verticales, se perforaban huecos para cortar mediante explosión el bloque, obteniendo así los llamados los bloques rectangulares marmóreos.
Asimismo, se consideran como de procedencia fenicia o púnica pero con influencia griega las cabezas de toro en bronce (probablemente, exvotos) hallados en Costitx (Mallorca) de arte púnico también pero más visiblemente influido por el griego y con reminiscencias asirias deben calificarse los bustos marmóreos hallados en Cartagena y conservados en el Museo de Arqueología de Murcia.
Esta construcción posee un estilo contemporáneo y destaca por el intenso color y brillo de sus blancos azulejos marmóreos exteriores.
En la Capilla del Santísimo Cristo (del que se habla en el siguiente epígrafe) se sitúan los sepulcros marmóreos de María Fernández de Velasco, fundadora del Convento de Clarisas de San Bernardino de Cuenca de Campos (Valladolid), de bulto yacente, y Beltrán de Guevara, señor de Zorita de la Loma y benefactor del antedicho convento, de bulto orante; los restos de ambos personajes fueron trasladados a este lugar en 1967.
De la época romana pagana se conservan en los Museos Vaticanos dos enormes candeleros marmóreos que se utilizaron para el culto cristiano y de la Edad Media cristiana se guardan no pocos en las iglesias desde el siglo XI hechos de bronce o de hierro y de variadísimas formas y tamaños.
El monumento está formado por una base maciza sobre la que descansa un pilastra monolítica de casi seis metros de altura, encima de la cual se halla la cámara funeraria. Las placas que originariamente revestían la cámara funeraria, con relieves marmóreos, se encuentran en Londres.
Entre los datos arqueológicos actuales es posible observar algunos vestigios de la construcción musulmana: una columna islámica empotrada dentro de la capilla de Santa Lucía; los fustes marmóreos que guarnecen el exterior del coro son un aprovechamiento de una antigua construcción musulmana; los arcos entrecruzados de estilo califal en el triforio de la capilla mayor y en el de la girola, coinciden con la tradición constructora musulmana de Córdoba, si bien evidentemente su estructura es de traza cristiana.