Ejemplos ?
Aquí, pronto le quitan la capa a San Juan, la camisa a San Sebastián y el pellejo a San Bartolomé. ¡Señales de agua! Todas marran. No hay más señal cierta que cuando le sudan los cuernos a los bueyes.
La población de Lima apenas excedía de treinta mil almas, y las devotas de la saya y manto, que consti­tuían la sociedad decente de la ciudad, si los cálculos estadísticos no marran, podría fluctuar por entonces entre setecientas y ochocientas enfundadas.
Este submenú almacena todos los datos recogidos considerados importantes que, principalmente, marran las historias de las razas que vivieron o viven en el planeta correspondiente y los informes de las actividades de los piratas espaciales en dicho lugar.
Japanese Films: A Filmography and Commentary, 1921-1989 (pp. 222–225). Jefferson, North Carolina/London:McFarland. Marran, C. (2007).
Este hecho queda constatado en el libro registro de Veruela, en el que dice: "El lugar de la Joiosa, se llamó antiguamente Pinillo, que está situado en la orilla de río Xalon entre Marran, Torres, Verrellen y Mezlofa.