martirio


También se encuentra en: Diccionario.
  • all
  • sustantivo

Sinónimos para martirio

Sinónimos para martirio

Ejemplos ?
Al medir sus llantos voluptuosos se levanta su madre, se arrodilla en su honor el pueblo; les consuela el ser majestuosos. Mas a sus pies están los hermanos que humilla el martirio irrisorio de azares tortuosos.
tenemos paz, dulce paz, divina paz, comprada con el martirio de los seres que defender debíamos con nuestras vidas que son una vergüenza en la esclavitud.
Pongo la mano sobre la llave para cerrarla-arla ¡eluf eluf!, amigo ¡Otra rata! Último resplandor... ¡Y qué horrible martirio! ¡Dios de la Razón y de mi pobre hija!
Ciertamente, es una isla umbrosa, a donde van a acoderar todos los hombres de esta costa, que llevan el cansancio del éxodo y el martirio de la prisa vertiginosa y emotiva.
Yo entonces a la virtud nombre daba de falsía, rabioso llanto vertía, y hundirme en el ataúd juraba en mi frenesí antes que rendirme al yugo de ese hombre, fatal verdugo, genio infernal para mí. MARGARITA. Por Dios, por Dios, Isabel, moderad ese delirio: vos no sabéis el martirio que me hacéis pasar con él. ISABEL .
En campos de batalla, luchando con delirio, otros te dan sus vidas, sin dudas, sin pesar. El sitio nada importa: ciprés, laurel o lirio, cadalso o campo abierto, combate o cruel martirio.
Aunque despierto, mi estado era semejante al de una pesadilla, donde se quiere gritar una palabra de la que nuestra vida depende sin obtener resultado alguno. Ella pareció darse cuenta de mi martirio y, como para animarme, me lanzó una mirada llena de divinas promesas.
Por tu blancura, celos padece el Marqués Lirio, y diamantes y perlas se han negado a brillar en nuestro pecho, porque, han sufrido el martirio de ver, que ante tus ojos, eran cual blanco cirio, que quisiese a dos soles, con su brillo igualar.
Yo perdí a Silvia por injustas tramas Que me formaron viles enemigos, Sin que algo impuro procurase nunca Mi afecto fino. Mas que en ser libre me gozaba en verme Esclavo suyo, de amor cautivo; Y el verme lejos de pasión tan dulce Es mi martirio.
Frutos amargos del primero ha cosechado con lágrimas la humanidad en los países que han caído víctimas de la revolución marxista, y los hombres no podrán borrar de su memoria el reciente martirio de Hungría y la tragedia que están viviendo los pueblos encerrados tras el telón de acero.
Brama el toro de los yunques, y Mérida se corona de nardos casi despiertos y tallos de zarzamora. II EL MARTIRIO Flora desnuda se sube por escalerillas de agua.
Después de más de tres siglos y medio, la lectura de tus desgracias en estas mismas comarcas donde fue consumado tu martirio, hacen derramar lágrimas a todos cuantos las leen, y, ¡cosa singular!