martirizar

(redireccionado de martiriza)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para martirizar

Ejemplos ?
Vive Dios, amigo, que habla más que un relator y que le huele el aliento a rasuras desde una legua: todos los dientes de arriba son postizos, y tengo para mí que los cabellos son cabellera; y, para adobar y suplir estas faltas, después que me descubrió su mal pensamiento, ha dado en afeitarse con albayalde, y así se jalbega el rostro, que no parece sino mascarón de yeso puro. -Todo eso es verdad -replicó Tomás-, y no es tan mala la Gallega que a mí me martiriza.
¿No ves que yo estoy llorando? »¿Que el dolor me martiriza? »¿Que suspiro verme libre »De los lazos que me ligan?» Un viento fresco que entró Puso esencias fugitivas En los labios abrasados Del maestro de capilla: «¡Cuán dulce», dijo, «es tu beso, »Mi Adelaida!...
¡Ah! mi existencia de nuevo la tristeza martiriza; esta lágrima, oh Dios, que se desliza te dice sola lo feliz que fui. Cuando luce la estrella vespertina, vuelvo a pensar en mis pasadas glorias y en la copa feliz de mis memorias vuelvo a beber el néctar que bebí.
Es asimismo no pequeña materia de cuidado el tenerle grande de componerte, no mostrándote sencillo; culpa en que caen muchos, cuya vida es fingida y ordenada a sola ostentación; y esta continua diligencia los martiriza, recelando no los hallen en diferente figura de la que acostumbran: porque este cuidado jamás afloja mientras juzgamos que todas las veces que nos miran nos estiman; y hay muchos sucesos que contra su voluntad los desnudan de la ficción; y dado caso que esta fingida compostura les suceda bien, no es posible que los que siempre viven con máscara tengan vida gustosa ni segura; y al contrario, la sencillez cándida, y adornada de sí misma, sin echar velo a las costumbres, goza de infinitos deleites.
De esta manera, da en comer sólo lo necesario, nunca por placer, consumiendo además lo que le sea desagradable a manera de autocastigo; lleva a cabo prácticas similares con sus otros sentidos. Sin embargo, a pesar de sus intentos, lo martiriza saber que nunca va a poder librarse del todo de los pecados que comete.
Este hecho posteriormente lo martiriza psicológicamente, debido a que se da cuenta que el ejemplo que recibió de parte del obispo estaba comenzando a operar un cambio en él.
La historia comienza en la Catedral, mientras León María Lozano y Gertrudis Potes asisten al sermón del párroco, quien constantemente sataniza a los liberales y martiriza a los conservadores de distintos episodios de la historia colombiana; el primero fue la masacre de la Resolana donde se extermina a una familia conservadora..
Bastante después se incluiría el personaje quizás más recordado por todos los lectores de la serie: Fideo de Mileto (no aparecerá hasta el cuadernillo nº 112), un escuálido «poetastro» griego que continuamente martiriza a Taurus con su estrofas de 400, 500, 600 ó 1.000 versos, con las que narra las victorias de sus amigos.
Finalmente huye, porque no está de acuerdo con la sociedad existente. Se refugia en un faro, donde se martiriza para intentar purificar su alma.
El hacendado del cuento, solo por simple maldad, martiriza a su pongo, un ser sencillo y humilde, obligándolo a que imite a perros y vizcachas, para luego patearlo y revolcarlo en el suelo, exponiéndolo a la burla de los demás indios.
Pueden citarse como obras maestras representativas del teatro Barroco español la Numancia de Miguel de Cervantes, un sobrio drama heroico nacional; de Lope, El caballero de Olmedo, drama poético al borde mismo de lo fantástico y lleno de resonancias celestinescas; Peribáñez y el Comendador de Ocaña, antecedente del drama rural español; El perro del hortelano, deliciosa comedia donde una mujer noble juguetea con las intenciones amorosas de su plebeyo secretario, La dama boba, donde el amor perfecciona a los seres que martiriza, y Fuenteovejuna, drama de honor colectivo, entre otras muchas piezas donde siempre hay alguna escena genial.
La muerte, cuya idea martiriza, tiende a sus pies alfombra de tristura, y pisando una tierra movediza, viene a caer en honda sepultura.