martirizar

(redireccionado de martirizado)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para martirizar

Ejemplos ?
El calor sofocante, el polvo caústico, el infernal estrépito de los carruajes, el peligro de ser por ellos atropellado, los pillos callejeros y algunos otros mercaderes, el rescoldo de las bebidas, el veneno de los estancos, la brutalidad de los cocheros, el vandalismo de los revendedores, la inhospitalidad de todo el mundo, el materialismo, la usura de la civilización: éstas son para mí las únicas verdades de la corte.» Y eso que el buen hombre, gracias a su amigo, no había caído en la mayor ratonera de Madrid; no había sido martirizado en el más cruel de todos sus potros: en las casas de huéspedes; ni había, gracias a su corteza ruda y a su sencilla educación, visitado la corte por dentro .
De la muerte del Marqués, mi señor, no hay que decir sino que la sentí muy dentro del ánima y cada vez, que me acuerdo, lloro con el corazón lágrimas de sangre, y tengo una pena que mientras viviere, durará por no me poder haber hallado a la satisfación de la venganza, y por lo mesmo tengo la habrá sentido y sentirá vuestra merced al doblo: y pues tal sentencia estaría de Dios pronunciado, démosle gracias por ello, y a todos los deudos, criados y servidores de su Señoría nos es grande consuelo saber que fue martirizado por servir a su Majestad...
Un farol colocado sobre la cabeza del martirizado caballero permitía leer el siguiente cartel: «Aquí estará colgado Besanilla, hasta que venga la insurgente gavilla».
¡Escapar a esta vieja mezquina, mala, mala tacana que es mi mujer!... ¡Mi mujer, que durante treinta y tres años me ha martirizado!...
¡Lobeiro otra vez mandando, rey otra vez de la comarca; otra vez a su disposición la hacienda, la tranquilidad, la vida de todos; otra vez los cadáveres en los hórreos, o en el fondo del Avieiro, o en un hoyo profundo, allá por las asperezas de algún pinar! ¿Quién sosegaba?¿Quién dormía tranquilo?¿Quién estaba seguro de no perecer martirizado?
El niño, desencajado, apretando los dientes, reprimía el grito, el ¡ay! del martirizado; un hilo de sangre brotaba de sus narices magulladas por un puñetazo certero.
Y con respecto a la guerra, yo sé positivamente que sus idas y venidas obedecían justamente a su criterio y empeño de que los nacionalistas vascos no actuaran en ella. Con todo, se dio muerte al Sr. Ariztimuño, siendo éste, antes de ser muerto, bárbara y cruelmente martirizado. El Sr.
La creencia menos general, pero más sensata y adaptable a la psicología femenina, es que Borja, después de sentir una alegría inmensa sabiendo que a Iñigo ni le habían martirizado ni matado, experimentó la reacción de una pena inconsolable, y hasta quiso, en el primer momento, no dejarse ver de él.
XI Cual aquel cuerpo sagrado de San Vicente bendito, después de martirizado, a las fieras fue lanzado por cruel mando maldito; mas otro mando mayor de Dios, por quien padeció, le envió por defensor un lobo muy sin temor y un cuervo que lo ayudó.
Y el médico se iba, recomendándole siempre la dieta. No le hagas caso, hijo mío replicaba la señora Lefrançois; ya lo han martirizado bastante.
San Nicasio: son las fiestas patronales de la localidad. El santo vivió en el siglo II, fue muy martirizado, por defender su fe. Camuñas lo tomó como patrón el el siglo XVII, después e una grave epidemia que hubo en esas fechas, de la cual buscaban ayuda.
Valeriano Gómez de Arroyo del Ojanco, político, fue ministro de Trabajo e inmigración.;Religión Pedro Poveda, de Linares, sacerdote y fundador de la Institución Teresiana, martirizado en la Guerra Civil Española.