mastodonte

(redireccionado de mastodontes)
También se encuentra en: Diccionario.
  • all

Sinónimos para mastodonte

colosal

Ejemplos ?
Existe evidencia de que durante esa era abundaban animales de caza en el área, como conejos, venados y quizás Mastodontes y caballos.
El proboscídeo Cuvieronius fue parte de la gran extinción de megafauna americana, en la cual, hace 10.000 años, caballos, camellos (Camelops), mamuts, mastodontes, megaterios, Panthera leo atrox, los osos (Arctodus), felinos dientes de sable y un gran número de animales de grandes dimensiones murieron al fin de la última glaciación.
En Norteamérica, los roedores, mastodontes y gonfoterios, así como las zarigüeyas y tlacuaches, siguieron con éxito, mientras que los animales con pezuñas (ungulados) declinaron a medida que las poblaciones de los camellos, venados y caballos declinaban.
Los gonfotéridos también sobrevivieron en México y Centroamérica hasta el final del Pleistoceno. Algunos géneros de esta familia, junto a los de la familia Mammutidae, son conocidos comúnmente como mastodontes.
Thoat: caballo marciano de color verde oscuro con cuatro patas a cada lado que carecen de pezuñas, está desprovisto de pelo; sus costados son de un vivo color amarillo. Zitidars: bestias de tiro, semejantes a mastodontes.
Análisis patológicos y de otros tipos de estas piezas sugieren que éstas eran también de un proboscídeo.” Fósiles suramericanos antiguamente atribuidos a mastodontes ahora se cree que pertenecen a Cuvieronius.
América del Norte, el primer continente en quedar aislado de la masa mundial, consiguió más adelante prácticamente todos los tipos de mamíferos en evolución, por su conexión con Eurasia, pero a Sudamérica tardaron mucho más en llegar los perisodáctilos, mastodontes, camélidos, roedores y primates.
Otros mamíferos del orden de los notoungulados evolucionados en Sudamérica completaban la fauna: toxodontes, que eran parecidos a búfalos y rinocerontes indios, homalodoterios que se parecían a los calicoterios; tipoterios que parecían conejos, wombats y damanes y en los primeros tiempos, piroterios que eran similares a mastodontes y tapires.
Las dificultades han sido aún mayores cuando los datos indican que estos inmigrantes llegaron antes a Iberoccitania que al resto de Europa (caso de los mastodontes, jiráfidos, el équido Hipparion y muchos más).
A Napoleón se le cansaban las quijadas de chupar y chupar para conservar el fuego de los apagosos mastodontes, y se apoderaron de su áni­ mo mil legiones de diablos azules, y mandó destituir a Susini, y dijo que la tal honradez de la Honradez era engañabobos y pamplinada.
Me parecía que yo era mi propio abuelo; un abuelito chico, disminuido, como si me hubiera secado y acortado; era mi antepasado en pequeño, un antiguo concentrado que no había comido nada durante muchas generaciones; mi apetito era del tiempo de Sesostris y yo había estado en el sitio de Jerusalem; la conciencia de mi persona se confundía con las más remotas tradiciones y no podía entender cómo pudo llegar hasta mí la noticia de mi existencia, siendo como era una momia mayor que sí misma y contemporánea de los mastodontes.
Por sus propios medios, Muñiz exhumó restos de varias especies animales extinguidas, unas ya conocidas y otras descubiertas por primera vez; las reconstruyó y estudió con cuidado, comenzando así esta ciencia en el país. Entre sus hallazgos figuran mastodontes, megaterios, gliptodontes, caballos y tigres fósiles.