materno


También se encuentra en: Diccionario.
  • adjetivo

Sinónimos para materno

maternal

Sinónimos

Ejemplos ?
Su rústica piedad, pero sincera, halle a tus ojos gracia; no el risueño porvenir que las penas le aligera, cual de dorado sueño visión falaz, desvanecido llore; intempestiva lluvia no maltrate el delicado embrión; el diente impío de insecto roedor no lo devore; sañudo vendaval no lo arrebate, ni agote al árbol el materno jugo la calorosa sed de largo estío.
- Destacamento de la Policía Nacional - Registrador de la Propiedad - Iglesia Católica, Iglesia Evangélica “Momento de Dios”, Iglesia Pentecostal “Unidos Internacional” - Corporación Nacional de Electrificación - Corporación Nacional de Telecomunicaciones - Liga Deportiva Cantonal - Centro Materno Infantil de La Victoria - Asociación de Faenadores y Expendedores de Carne “9 de Mayo” - Patronato Municipal - Juntas Parroquiales - Asociación Nueva Esperanza - Asociación Sendero de Vida - Juntas Administradoras de Agua Potable de Las Parroquias.
La solicitud de incorporación al Padrón Electoral se hará en formas individuales en las que se asentarán los siguientes datos: a) Apellido paterno, apellido materno y nombre completo; b) Lugar y fecha de nacimiento.
La evolución de la tasa de mortalidad infantil, que se redujo de 16,5 por mil en el año 2003 al 10,8 por mil en el 2013 y Manzur me decía que es muy posible que terminemos con un dígito en el 2014 o en el 2015. La evolución de la mortalidad materno infantil, que pasamos del 4,4 por mil en el 2003 al 3,2 por mil.
Mi sueño de las tres Parcas es, evidentemente, un sueño de hambre, pero sabe retrotraer la necesidad de alimento hasta el ansia del niño por el pecho materno y utilizar esta ansia para encubrir otra de muy distinto género, a la que no es lícito manifestarse con tanta franqueza.
Artículo 165 La justicia se administra en idioma coreano. Los extranjeros pueden usar su idioma materno ante los tribunales. Artículo 166 El tribunal es independiente en la justicia y efectúa sus actividades judiciales ateniéndose a la ley.
XIV Sobre aquellos boldos que a un pelado risco guarnecen la falda, al amortecido rayo de la luna, van haciendo giros. Enjambre parecen de avispas, que el nido materno abandona, despojo de niños traviesos, y vuela errante y proscrito.
(Este déjà vu posee una especial significación-1914). El lugar de que en ellos se trata es siempre el órgano genital materno. Realmente, de ningún otro lugar podemos afirmar con tanta seguridad «habernos encontrado ya en él».
¡Y al sol que hoy alumbra las nuevas victorias ganadas y al héroe que guía su grupo de jóvenes fieros; al que ama la insignia del suelo materno, al que ha desafiado, ceñido el acero y el arma en la mano los soles del rojo verano las nieves y vientos del gélido invierno, la noche, la escarcha y el odio y la muerte, por ser por la patria inmortal saludan con voces de bronce las trompas de guerra que tocan la marcha triunfal...
Un gran número de sueños, con frecuencia angustiosos, cuyo contenido es el avanzar a través de estrechísimos espacios o hallarnos sumergidos en el agua, aparecen basados en fantasías referentes a la vida intrauterina -la permanencia en el seno materno y el nacimiento-.
Su vida es tan escasa de interés como la de cualquier otro ser, hasta que sabe correr como una ardilla: entonces deja al materno hogar por el Muelle de las Naos, y el nombre de pila por el gráfico mote con que le confirman sus compañeros; mote que, fundado en algún hecho culminante de su vida, tiene que adoptar a puñetazos, si a lógicos argumentos se resisten.
Por esta razón, decimos, al proclamar que las Provincias de El Oro, Azuay y Cañar, proceden de ese barro y linaje de los CAÑARIS, debemos hacer esta declaración como si estuviéramos sosteniendo nuestra propia Bandera: la Bandera de nuestra Patria: para significar que pertenecemos a una raza altiva y heroica al mismo tiempo; a una sangre aborigen que fue estímulo edificante de; patriotismo, porque defendió, palmo a palmo, la tierra donde se meció la cuna, el regazo materno que lo acarició y el campo santo donde se guardan con cariño los restos de los antepasados.