matojo

(redireccionado de matojos)
También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para matojo

tamojo

Ejemplos ?
Esto se debe a una alteración o deterioro de la pintura; seguramente el artista cubrió ambas partes con una capa de pintura muy fina, que resultó barrida en una torpe restauración. Los matojos oscuros, pintados con otro material, resistieron mejor los daños.
En las montañas se encuentran sobre todo ejemplares de pino carrasco, algunas coníferas aisladas, y gran cantidad de gramíneas y arbustos y matojos de tipo esclerófilo, por lo que es el típico coscojal mediterráneo.
Existen muchas fuentes en todos los ríos que se pueden descubrir por pequeños caminos y senderos, a veces en lugares ocultos por la profusión de zarzas y matojos.
Los más pobres vivían en cabañas hechas de arbustos; en el verano habitaban en casas con forma de cúpula hechas con palos y arbustos, o en cobertizos hechos con matojos.
Parapeto E: pendiente muy suave, finaliza en llano. Parapeto S: fuerte pendiente, muchos matojos. Hacia el Norte de la posición hay una colina que la domina y hacia el Oeste de Abarrán hay una loma con los frentes muy abiertos o extendidos.
Pueblo de montaña, cuenta con tres fuentes de una magnífica calidad de agua y cimas como el Coll del Vidre (1.083 m.), la Penyaroja (1.063 m.) y el Morral Blanc (1.021 m.). La superficie no cultivada está cubierta en su mayor parte por pinos, encinas y matojos.
Las faldas de la colina están plagadas de algunas jaras y otras malezas y arbustos, que ayudarían en el ataque a los rifeños al acercarse al perímetro parapetado. A cada una de las faldas la llamaremos parapeto o frente: Parapeto N y Oeste: inclinación media y matojos.
Son matojos, arbustos, o árboles, siempreverdes o caducifolios, generalmente no espinosos, glabros o con pubescencia de tricomas o escamas.
Los anchos labios prensiles les permitirían dar grandes dentelladas en las plantas no leñosas y alimentarse de hierba corta y matojos.
Las sagas le apodan incorrectamente "Turf-Einar" proque introdujo la práctica de quema de matojos y turba en las islas a falta de madera, que era muy escasa.
Escogió la vida de soledad y ascetismo en las montañas, durmiendo sobre los matojos la mayor parte del año y buscando el refugio de alguna cueva en los meses más rigurosos del invierno.
La iglesia se abre de 12:00 a 13:00 horas los domingos para la celebración de la misa semanal. Hoy en día solo se conservan algunas paredes cubiertas de hierbas y matojos.