medallón


También se encuentra en: Diccionario.
  • sustantivo

Sinónimos para medallón

guardapelo

Sinónimos

Ejemplos ?
Y me agujereó, operación nada agradable, pero que uno soporta cuando se hace con buena intención. Me pasaron un cordón por el orificio, y quedé convertido en una especie de medallón.
La cortó con sus tijeras, se apoderó del objeto y lo miró a la luz de los cirios. No era medalla devota, sino medallón de oro: contenía una miniatura, rodeada de un aro de pelo negrísimo.
El medallón de su distinguida personalidad, de amplia cultura y versación jurídica, esencialmente, se destacó tempranamente y se tornó en marco glorioso para nuestra Provincia de El Oro.
Después desnudó a Iwa, y le robó... hasta cierto medallón (con un retrato de mujer o de santa) que llevaba al cuello. Entonces se alejaron hacia Almería.
Clara, Mariana y Clotilde iban bien vestidas y lucían las joyas de la princesa, que un hábil platero había agrandado para ellas, excepto el medallón y la cadena, que pertenecían a la segunda, y que habían quedado tales como eran.
-¿Perder? ¿Por qué lo preguntas? -¿No tenías tú un medallón..., el retrato de mi padre? Precipitadamente, la señora se registró el pecho.
María del Deseo se acercó a los cirios otra vez, y consideró el medallón, tirando de la cadena de oro que lo sujetaba al cuello de su madre.
Luego lo dejó caer, y sus dedos tocaron, en el propio seno, el bulto del otro idéntico medallón. -Ese medallón tuyo..., ¿no tenía pelo?
Parecía no ser capaz de hablar ni de pensar en otra cosa. Me enseñó un retrato de cuando era niño, en un medallón con unos buclecitos.
-Yo me colé hasta cierto gabinete rosado muy en boga... Había una hermosa mujer dormida. Del cuello le arranqué un medallón y del medallón el rubí. Ahí lo tenéis.
Mandé tallar el brillante, y quedó como usted ve -añadió, haciendo resaltar sobre su pecho el medallón, que resplandeció, encendiendo en un rayo solar irisadas luces-.
Los adornos de encajes, los broches de diamantes, las pulseras de medallón temblaban en los corpiños, relucían en los pechos, tintineaban en los brazos desnudos.