meditar

(redireccionado de medité)
También se encuentra en: Diccionario.
  • verbo

Sinónimos para meditar

pensar

Sinónimos

Antónimos

Ejemplos ?
¡Delirios son del alma, que no te alcanza, Señor, En los terribles secretos De tu infinita creación! En los tormentosos días De mi mundanal dolor Medité desesperado Sobre los sepulcros yo.
que me impuse, aunque debiera valerme de cualquier medio, de aquel borrón sin remedio sacar la luz toda entera. : VI Y medité: — Pudo ser la nómina del enjambre, del cardumen muerto de hambre que invadía mi taller.
Visitéla, recé, medité, quizá lloré meditando, salí de ella y me senté al pie de una gran encina que sombreaba el campo inmediato.
-¿No la pudo usted convencer? -Jamás... Medité un segundo... -¿Había algún motivo para que ella recelase que usted..., en fin, que usted...
7 Medité lo entonces para conmigo, y reprendí á los principales y á los magistrados, y díjeles: ¿Tomáiscada uno usura de vuestros hermanos?
Con lo cual concluyo en calma mi café, que tiene hoy un gusto extrañamente salado. Esto lo medité hace quince días. Hoy he perdido ya la calma de entonces.
Vive de bizcochos de jengibre, pensé; no toma nunca lo que se llama un almuerzo; debe ser vegetariano; pero no, pues no toma ni legumbres, no come más que bizcochos de jengibre. Medité sobre los probables efectos de un exclusivo régimen de bizcochos de jengibre.
Y repentinamente entristecido, incliné la cabeza sobre el pecho. No quise ver más, y medité, porque tengo amado a los clásicos casi tanto como a las mujeres.
Ya entonces me persuadí que aquél sería el punto de reunión y defensa que habían adoptado y me pareció que sería muy perjudicial retirarme, pues decaería el espíritu de la gente y todo se perdería; igualmente creía que había allí de nuestro partido y medité sorprenderlos, haciendo pasar de noche, con el mayor general doscientos hombres y dos piezas de artillería para ir a atacarlos y obligarlos a huir, quedando yo con el resto a cubrir la retirada a la parte del arroyo.
esa fórmula extrema y no se decidió por cualquiera de las otras... de las intermedias? -Se lo digo. Medité todo eso. Está claro que en los folletos que yo leía se encontraban todas esas teorías.
Por la noche continuaron ocupándome estos pensamientos, medité a mi vez sobre aquello que preocupaba a mi mujer y entretejí con ello muy diversas ideas.
No tenía voz, la voz necesaria para ser escuchado, para ser escuchado siquiera en mi dolor, en un dolor que nadie comprendía. Cuando desperté, medité muchas cosas...
Después de relatar el primer sueño, dice el rey: «A continuación de este primer sueño desperté intranquilo y medité qué es lo que podía significar...